| 5/27/2009 12:00:00 AM

Combustibles

Los mayoristas reciben con optimismo el uso de mezclas de combustibles de origen fósil con etanol o biodiésel.

El 2008 fue un año muy movido para el mercado de los combustibles en Colombia y 2009 conserva una tendencia similar. El sector de distribución, en general, vivió tres situaciones que lo impactaron: los picos altos y bajos del precio del petróleo; la crisis financiera que incrementó el uso de combustibles alternativos y el fortalecimiento de la tendencia de ampliar la canasta de combustibles.

La distribución de combustibles fue difícil para los minoristas, mientras los mayoristas continuaron consolidando su posición. En cuanto a los distribuidores minoristas, estos sufrieron enormemente porque los plazos para los procesos de certificación se fueron venciendo y la ampliación de los mismos se dio gota a gota. A este respecto, Rodrigo Valencia Concha, presidente ejecutivo nacional de la Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Energéticos (Fendipetroleo), comenta que los mismos "se ampliaron porque las estaciones tenían problemas con un decreto del Ministerio de Transporte, que exigía como requisito para la certificación que las estaciones de servicio estuvieran alejadas de la vía al menos 30 metros". Esto llevó a que 600 estaciones de servicio no pudieran conseguir su certificación.

En cuanto a los distribuidores mayoristas, continúan las movidas de Terpel, tanto en la internacionalización de la marca como en la diversificación de los productos que ofrece. "En 2008 empezamos la adquisición de la operación en Chile con 206 estaciones con un importante desarrollo del segmento de combustibles y de atención a la industria. La integración de Terpel-Chile se tomó todo el año y apenas estamos empezando a ver los resultados", sostiene Ángela Riaño, gerente de comunicaciones de Terpel.

Además, Terpel consolidó su fusión con Gazel, marca líder en gas natural vehicular (GNV) y que tiene el 38% del mercado en el país. "Esto enriqueció nuestro portafolio de combustibles por ser la de mayor participación de mercado", comenta Riaño.

Adicionalmente, en un sector en el que las industrias a nivel global han mostrado las ventajas de la diversificación hacia los combustibles alternativos y limpios, por no generar tan alta dependencia del petróleo, los mayoristas reciben con optimismo el uso de mezclas de combustibles de origen fósil con etanol o biodiésel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?