Sergio Neira Gerente general Texaco "Unos cambios estructurales básicos, que definan unas reglas de juego claras, le permitirían a la industria agregar mayor valor para el consumidor final".

| 6/14/2002 12:00:00 AM

Combustibles Gasolina, reforma a medias

Mientras se esperan decisiones del gobierno, el contrabando y el hurto siguen afectando el sector.

Las movidas

A pesar del reacomodo del sector durante los últimos años y los cambios regulatorios, como la liberación parcial de precios y márgenes de los combustibles, todavía falta camino por recorrer para desarrollar y consolidar las condiciones de competencia en toda la cadena sectorial.



El alto precio internacional del petróleo y la debilidad de la economía no han permitido avanzar en la política de liberación de precios de los combustibles. Esta medida busca equiparar el precio local al internacional para reducir los subsidios que tiene que dar Ecopetrol por este factor, y que el año pasado llegaron a $1,2 billones.



Uno de los principales problemas del sector es el mercado ilícito de combustibles, que puede representar alrededor del 20% de las ventas totales, y que es un factor decisivo para que su rentabilidad sea muy baja.



Las empresas de combustibles están a la espera de que se profundice el proceso de desregulación y de que se dicten reglas de juego claras en torno a temas como el acceso a la infraestructura de Ecopetrol y los papeles y requisitos para impedir la presencia de actores que no están cumpliendo toda la normatividad.



Otra importante tendencia en el sector es el cambio a diesel del parque automotor en el país por el aumento de vehículos livianos a diesel como taxis y pickups, y la aparición de TransMilenio. Esto ha llevado a que las ventas de diesel, que en 1998 eran el 31% del total del mercado, hoy representen cerca del 40%. Con las actuales señales de precios, Ecopetrol tendría que invertir unos US$360 millones para satisfacer la creciente demanda por diesel.



A favor

* Se trabaja para avanzar en el proceso de desregulación y para impulsar una estrategia contra el comercio ilegal de combustibles.



En contra

* La comercialización ilícita de combustibles le deja al país pérdidas por $890.000 millones al año. El 59% de esta pérdida se debe al contrabando y un 32% al robo de gasolina.



Los hechos

Durante el 2001, el sector de combustibles para automotores sufrió una caída en ventas por la inseguridad en las carreteras. La utilidad operacional cayó frente al 2000, aunque la utilidad neta tuvo un importante crecimiento, gracias a los ingresos financieros fruto de los altos niveles de caja que maneja el sector.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.