| 12/16/2005 12:00:00 AM

Colombiana Kimberly Colpapel

Una alta gerencia empeñada en mejorar el ambiente laboral de la compañía logró en menos de un año transformar su clima organizacional. Motivación creciente.

Durante los últimos 6 meses, de las vacantes en Colombiana Kimberly Colpapel el 80% fue cubierto con promociones internas. "Hoy tenemos una política de ascensos que establece para la gran mayoría de estos puestos la obligación de darle prioridad a nuestra propia gente, y para ello hacemos la convocatoria interna vía cartelera e intranet", cuenta Álvaro Javier Castaño, gerente de recursos humanos de la compañía.

A partir de febrero, el manejo de esta área en la empresa cambió. La llegada de una nueva administración -cambios en las gerencias regional, general y de recursos humanos- produjo una marcada transformación en el ambiente laboral, que los empleados tardaron poco en percibir y reconocer. "Todos los días hay un nuevo reto y se aprende algo distinto. Valoro mucho el crecimiento personal y laboral que he tenido, así como la gente y el ambiente en general", comenta un empleado. "Nos dan mucho entusiasmo para trabajar y premian con hechos las buenas labores. Es una empresa con gran calor humano y me siento orgulloso de trabajar en ella", agrega otro.

Pero mantener contentos a sus empleados, que suman 2.532 -1.100 de ellos directos-, ha sido un trabajo coordinado e integral de la alta dirección de la empresa, la cual tiene claro que la motivación de sus trabajadores es fundamental para crecer. "Hemos generado un ambiente más cálido en la forma de relacionarnos y resolver problemas, fortaleciendo los lazos entre los diferentes equipos de trabajo. De hecho, hay mucha sensibilidad en los líderes para escuchar y entender las necesidades de la vida personal de sus colaboradores, haciendo de este sentimiento algo generalizado que ha impactado el clima organizacional", complementa Álvaro Javier Castaño.

La clave del éxito de la estrategia de Colombiana Kimberly Colpapel ha sido su comunicación abierta, clara y transparente entre todos los empleados; promoción de una cultura interna orientada a la ejecución con excelencia; buenos niveles de remuneración y, sobre todo, reglas de juego claras en los procesos y procedimientos de interés para los empleados. "Estamos convencidos de que contamos con el mejor talento colombiano; son excelentes seres humanos, gente apasionada por lo que hace, divertida y con actitud positiva frente a la familia, el trabajo y su entorno. Nos gusta la gente que quiere trabajar en equipo y crecer profesional y personalmente", finaliza Castaño.

Desarrollo: Política de ascensos que da prioridad al recurso interno. En la actualidad hay alrededor de 15 colombianos trabajando en otras filiales de la compañía en el exterior. Su ambiente es retador, competitivo y de permanente aprendizaje.

Equilibrio vida personal/laboral: Sensibilidad en líderes para escuchar y entender las necesidades personales de sus colaboradores. Implementación de acciones, como cortar la energía todos los viernes a las 5:30 p.m. Conciencia de que aún queda mucho por mejorar. Imparcialidad en procesos: Implementación de 14 políticas, ampliamente divulgadas, que establecen reglas de juego claras y transparentes en temas como ascensos, traslados, salarios y beneficios, entre otros. Comunicación directa con la gerencia general.

Reconocimiento: Proceso sencillo y abierto para fijar objetivos y revisar su cumplimiento trimestralmente, y permanente retroalimentación con clientes, proveedores y compañeros de trabajo. Distinción a aportes y logros extraordinarios de empleados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?