| 12/7/2007 12:00:00 AM

Colombiana Kimberly Colpapel. Cultura con K

A través de esquemas de igualdad, comunicación, transparencia, retos y desarrollo personal, esta compañía muestra que soñar con ser los mejores se hace realidad en los números y en la satisfacción de sus empleados.

"En nuestra compañía la kultura (con k) es lo primero, y esto está alineado también con la capacidad de lograr resultados, tomar decisiones de negocio, evaluar resultados o cualquier actividad inherente al trabajo, siempre filtrando esas actividades a través de nuestro cuadro de valores", explica Giovanna Erazo, gerente de liderazgo y cultura organizacional.
 
A partir de este año, el área de recursos humanos asumió este nuevo nombre, puesto que se encarga de un enfoque tanto profesional como personal de su equipo de trabajo, al igual que de fomentar una cultura de colaboración y exigencia.
 
Erazo explica que la misión de esta área es entender claramente el negocio para crear, implementar y mantener "la experiencia de corazón y mente" donde se quiere comprometer su talento interno para ganar. De esta manera, se puede contar con "un camino claro de colaboración, soporte, exigencia, entrega, pertenencia y reconocimiento que te reta a crecer como persona y como profesional mientras produces resultados extraordinarios para la compañía", explica la gerente.

Los valores de Colombiana Kimberly Colpapel son la carta de navegación para trabajar en torno a los objetivos, tanto del personal como de la compañía. El primero de ellos es hacer lo mejor para la empresa; después está el foco en los resultados, seguido por la comunicación y transparencia; luego la empatía, generando confianza y empoderamiento en los colaboradores; otro valor es de cara al cliente por medio de soluciones rápidas y eficientes y, finalmente, está el crecimiento personal y profesional.
 
Estos valores se implementan en medio de una organización que busca la igualdad, la facilidad de comunicación e interacción y un ambiente de camaradería. Esta estructura organizacional se implementa en todas las regiones, por lo cual en 2006, Kimberly Clark Ecuador y Kimberly Clark Perú, fueron reconocidas con el primer puesto en ambos países en el ranking de Great Place to Work y en Colombia con el segundo lugar. Este año las sedes de Perú y Ecuador repitieron el primer puesto.

El buen ambiente laboral y una sana cultura organizacional se traducen en los buenos resultados. El año pasado su utilidad operacional fue de US$18 millones y fijaron la meta para 2007 de US$34 millones. Esta fue superada en junio de este año y esperan cerrarlo con US$45 millones, "gracias a esta kultura y a la capacidad de soñar que podíamos hacerlo, obtuvimos los buenos resultados", concluye Erazo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?