| 5/27/2009 12:00:00 AM

Cemento

La construcción de 80.000 viviendas de interés social, las obras en los Sistemas de Transporte Masivo y las vías de conectividad impulsarán el sector.

El escenario para la industria de cemento este año es incierto dada la coyuntura en todas las áreas de la economía, por lo que se espera que las ventas caigan entre 8% y 9%. Sin embargo, el hecho de que el Gobierno esté viendo la construcción como un factor dinamizador, es un mensaje positivo, explica Carlos Alberto Ossa, director del Instituto Colombiano de Productores de Cemento. Por su parte, las ventas de concreto disminuirán entre un 10% y 20%, explica José Miguel Paz, director de Asocreto.

A pesar de los malos pronósticos, este año se generarán proyectos que le darán un impulso al sector. El gremio en general espera hacer parte de la construcción de 80.000 viviendas de interés social en los más de diez macroproyectos promovidos por el Ministerio de Vivienda. En infraestructura, esperan realizar obras en los Sistemas de Transporte Masivo y vías de conectividad propuestas por el Ministerio de Transporte. En el exterior, proyectos como la ampliación del Canal de Panamá y el boom en infraestructura que ha compensado la desaceleración en el mercado residencial en ese país, también resultan atractivos.

En el primer trimestre de 2009 la desaceleración de la demanda de concreto continuaba en Estados Unidos, la cual viene desde 2007 debido a la crisis hipotecaria. Pese a ello, Argos, por ejemplo, ve con optimismo las noticias del equipo de gobierno de ese país, que anunció inversiones en infraestructura vial y de edificios públicos. Sin embargo, el efecto del paquete de estímulos solo empezaría a impactar el consumo de concreto a partir del segundo semestre de 2009 y durante 2010 y 2011.

Para el presidente de Cementos Argos, José Alberto Vélez, "la crisis financiera se convierte en un reto para los grupos cementeros en términos de liquidez, refinanciación de deuda y costo del crédito, pero representa una oportunidad de crecimiento. El segundo semestre será mejor y las ventas serán ligeramente menores a 2008".

En materia de precios, se estima una relativa estabilidad fruto de las menores presiones en costos y, además, porque las compañías vienen ajustando su oferta a la menor demanda para evitar excedentes y con ello menores precios. Otros temas estratégicos, como el ambiental, la reducción de emisiones y el consumo de energía alternativa deberán estar en la agenda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?