| 5/27/2009 12:00:00 AM

Caucho

La industria cauchera busca más rentabilidad, tras un año en que el precio del petróleo y la cotización del dólar la pusieron en problemas.

La desaceleración económica, las medidas de pico y placa establecidas en varias ciudades y la devaluación de la tasa de cambio frente al dólar fueron algunos de los fenómenos que afrontó la industria cauchera durante 2008. Según el Dane, las ventas del sector cayeron 0,58% y la producción real 3,98%.

De acuerdo con Elena Sancho, gerente de marketing y comunicaciones de Michelin Colombia, el mayor desafío que tienen los fabricantes de llantas este año es mantener la rentabilidad del negocio y de sus redes de distribución. La venta de llantas creció 2,1% durante 2008, lo que representó cierto retroceso al compararla con 2007, cuando creció 4,6%.

Estas empresas se vieron afectadas por la restricción de importación a los vehículos ensamblados en Colombia impuesta por Venezuela, en la que solo autorizó el ingreso de 15.000 vehículos. En 2007, esta cifra había llegado a 45.000 automóviles. Para completar, el mercado local mostró una caída de 17,4% en las ventas de automóviles nacionales.

La revaluación del dólar limitó la posibilidad del sector de los cauchos para elevar sus precios de venta, al incentivar la entrada de productos importados. Así, por ejemplo, el precio de las llantas y neumáticos chinos crecieron 37% y lograron una participación de 17% en el mercado.

A esto se sumaron las restricciones a la movilidad que han impuesto las principales ciudades del país. En la medida en que se endurecen estas medidas, cada vez son mayores los tiempos en que se realiza el mantenimiento de los vehículos y se cambian elementos como llantas, empaques o filtros elaborados en este material.

En el caso del caucho no endurecido (usado en pequeños productos blandos y globos), las empresas mostraron crecimientos estables y controlados, gracias a que atienden el mercado interno con productos de nicho. Esto les permitió conservar sus planes de inversión.

"Hemos construido un centro de distribución y logística propio, al tiempo que mejoramos nuestra capacidad instalada para atender directamente a nuestros clientes, en especial aquellos con requerimientos especiales, como la cadena de hipermercados Wal-Mart", comenta Oswald Loewy, presidente de Sempertex.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?