| 6/6/2008 12:00:00 AM

Caucho

Cada año entran casi 800.000 llantas de contrabando, 20% de lo que se vende en el mercado, afectando a productores, importadores y consumidores.

Desde 2003, el sector ha tenido un crecimiento positivo en el que las inversiones de empresas multinacionales y nacionales se han enfocado en el desarrollo tecnológico y el mejoramiento de la calidad de sus productos. El crecimiento del parque automotor en Colombia ha sido el principal jalonador del segmento de llantas y accesorios de caucho, como repuestos, pues ha tenido ritmos de crecimiento a tasas superiores al 25% en el último lustro.
 
 "El ascenso en la demanda por llantas ha reflejado un crecimiento del 20%, al igual que un 20% en las importaciones, por el aumento de vehículos a nivel nacional", dice Tulio Zuloaga, presidente de Asopartes. La industria automotriz espera vender alrededor de 130.000 carros más durante 2008, por lo cual se augura un buen desempeño para el sector. Al año, el sector vende cerca de $250.000 millones en llantas, con un volumen de tres millones de unidades. A raíz del incremento de los precios en las materias primas, como las derivadas del petróleo, Asopartes espera que los precios aumenten 10 a 13%. Pero la oferta de llantas reencauchadas que cumplan con los estándares de calidad y seguridad se está incrementando en casi 25%.

Goodyear ha invertido US$50 millones en los últimos tres años en su planta de Yumbo y este año renovará su portafolio de productos con llantas radiales de última tecnología para transporte pesado y lanzará sus productos para automóviles. A su vez, en 2007, Michelin invirtió US$1,3 millones en la adecuación de su planta en Cali para la producción de llantas dirigidas a autos medianos y compactos, además de llantas radiales para buses y camiones livianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?