| 9/18/2009 12:00:00 AM

Carrefour

Cuando se habla de calidad, normalmente la primera imagen que llega a la mente se relaciona con un producto frente al cual se tiene una percepción positiva.

Pero, el trabajo desarrollado por cadenas de comercio y empresas de servicios en el país ha logrado que también sus nombres sean mencionados cuando se busca destacar una buena gestión de calidad. Esto ocurre con la cadena de comercio Carrefour, que ha logrado consolidar una reputación importante en el tema.

Franck Pierre, presidente de la cadena en el país, explica que el secreto está en ir más allá de los estándares tradicionales exigidos para convertir la calidad en una parte del diario vivir de la empresa. “La calidad para Carrefour es una prioridad. Los colombianos nos abren las puertas de su casa y debemos ofrecerles la mejor calidad en los productos que nos compran, por eso somos muy exigentes en nuestros procesos internos y con nuestros proveedores”, asegura el directivo.

 La cadena, con 65 tiendas en el país, adoptó prácticas en materia de desarrollo de proveedores y al interior de la organización, cuyo objetivo es garantizar el mejor producto para el cliente final. Con los proveedores, la verificación de la calidad arranca en el proceso de codificación y termina en el seguimiento al producto en la tienda. La cadena cuenta con un laboratorio propio para hacer pruebas de productos, desarrolla auditorías técnicas de calidad a sus proveedores, adelanta evaluaciones sensoriales y lleva fichas técnicas de seguimiento puntual. “Los proveedores deben cumplir nuestros estándares internos y pueden desarrollarse e involucrarse en nuestros programas de mejoramiento continuo con visitas de seguimiento y planes de acción que dejamos como sugerencias para que sean aplicadas y mejoradas por ellos”, asegura el presidente de Carrefour.

Internamente, la empresa desarrolla desde hace varios años una cultura de calidad con sus colaboradores, que incluye un programa de capacitación continuada para generar conciencia sobre la importancia de seguir los protocolos para garantizar la calidad al consumidor final. Y aunque el directivo de Carrefour reconoce que las certificaciones cumplen un papel importante, cree  que la calidad no la hace un diploma sino que “está en manos de todos nuestros empleados, que cada día aportan un grano de arena para ser mejores”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?