| 6/25/2004 12:00:00 AM

Carrefour: Apuesta firme

Entre las multinacionales, la cadena francesa de almacenes fue la que más aumentó sus inversiones en el país durante los últimos cinco años. El crecimiento de las ventas muestra los buenos resultados de su compromiso con el mercado colombiano.

Cuando Carrefour abrió su primer almacén en Colombia en la calle 80 de Bogotá, el 29 de octubre de 1998, había una gran expectativa por las innovaciones que traería esta multinacional francesa para el consumidor y los proveedores. A los primeros, les mostró una nueva forma de exhibición, con pasillos más amplios y un mejor surtido de vinos, pescado e importados. A los segundos, los sorprendió por la dureza y la exigencia en las negociaciones.

Después del primer impacto, y de un largo camino en el que cadena y proveedores aprendieron a conocerse y a moverse con unas nuevas reglas de juego, la empresa se convirtió en un competidor que dinamizó el comercio y que evolucionó buscando ser aliado de ellos, principalmente de la pequeña y mediana empresa, para establecer relaciones de largo plazo de las cuales pretendía beneficiar a industriales, cadena y consumidores.

En medio de la crisis, la multinacional creyó en el país y creció desarrollando al proveedor local y construyendo con él un proyecto con visión de mediano y largo plazo, para crecer y satisfacer las necesidades de los consumidores. Una muestra de esto es el impulso que han tenido los pescadores artesanales del Pacífico, a los que motivó para montar una cooperativa y así mejorar sus condiciones de acceso a la cadena. Carrefour, por su parte, mejoró la red de frío para llevar el pescado a Bogotá, y hoy un porcentaje significativo del producto proviene de esos proveedores.

"La pyme necesita seguridad para recuperar la inversión que hace en sus mejoras, y Carrefour se la da", explica Noël Prioux, presidente de la cadena francesa. Pavos la Paz hace cuatro años era una empresa con producción estacional para ventas en noviembre y diciembre, pero su alianza con Carrefour le permitió aumentar su pie de cría, mejorar la infraestructura y pasar de vender 20 pavos semanales en 1999 a 300 hoy.

De los 1.700 proveedores que abastecieron a la cadena el año pasado, 720 eran pyme. De ellos, 350 estaban en productos de gran consumo, 180 en perecederos y 100 en textiles. "Trabajamos con proveedores regionales para abastecer el surtido específico de cada región, y a medida que se abren más tiendas, se incorpora un número importante de pyme", explica Prioux. La expectativa es que la participación de la pyme en Carrefour, que hoy es de 42,4%, siga creciendo.



El crecimiento

La cadena francesa abrió un almacén por año entre 1998 y 2000; en 2001 abrió dos en Bogotá; en 2002, uno en Bogotá y dos en Medellín, y en 2003, uno en Bogotá, otro en Medellín y uno en Pereira. Este año, en febrero abrió el Carrefour de Chipichape, en Cali, y están en camino el de Ibagué, el de Suba, en Bogotá, y otro en Barranquilla. "En cinco años esperamos tener entre 30 y 40 almacenes", anticipa Prioux.

Este ritmo de aperturas le ha permitido pasar de generar 3.784 empleos en 2001, entre directos e indirectos, a 5.855 en 2003. La proyección es que en 2004 sean 6.359 empleos. "El grupo tiene confianza en Colombia y eso es indispensable para que podamos hacer las inversiones que requerimos", culmina Prioux.

La estrategia será la misma que funcionó en la crisis: ofrecer la mejor relación calidad/precio; ajustar el surtido a cada zona; ubicarse en lugares de alta concentración poblacional y crecer con tiendas propias.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?