| 9/28/1998 12:00:00 AM

Carátula

En términos de planeación del desarrollo regional, Antioquia le da clase al resto del país. Ha sabido combinar el desarrollo de fortalezas en unas subregiones cuidadosamente definidas, con el cumplimiento paso a paso de la expansión nacional e internacional de sus empresas. Antioquia tiene planes para el futuro con un horizonte de 20 años. El proyecto Antioquia Visión Siglo XXI es la mayor muestra de concertación para el desarrollo que hay en el país, resultado de un amplio proceso de discusión que incorporó a la ciudadanía en todas las áreas y sectores del departamento. Hasta el momento, Antioquia se ha posicionado como una región industrial, cafetera y bananera. Pero para el año 2020 el Valle de Aburrá está concebido como una región integrada e integradora, con alto desarrollo de servicios y tecnología. El oriente como potencia educadora, el occidente como ruta turística y Urabá como la plataforma de Antioquia al mundo.



Fortalezas



La oferta de servicios públicos y de infraestructura en Antioquia es satisfactoria.

La calidad de la mano de obra es relativamente competitiva.

Alta capacidad de asociarse para crear riqueza.

Los empresarios antioqueños sienten menos aversión al riesgo que en otras regiones.

Hay una visión definida y concertada de lo que deben ser el departamento y su capital en los próximos 22 años.

Chocó cuenta con costas sobre dos océanos, con acceso fácil a los puertos panameños de Colón y Balboa.

Tiene las condiciones geográficas necesarias para la construcción de un puerto de aguas profundas en el Pacífico.

La riqueza de recursos ambientales es incalculable.





Debilidades



El recurso humano sigue siendo una limitante. Se necesita mejor educación en negocios y estrategia.

Falta educación especializada en tecnología.

No hay buena oferta de colegios bilingües.

La infraestructura no se adecúa a las necesidades de la internacionalización.

La inseguridad es elevada en comparación con otras zonas urbanas líderes del continente.

En Chocó los principales problemas se derivan de la falta de infraestructura vial y de transporte.

Además, la cobertura de servicios es muy baja en todas las áreas.



Oportunidades



Transportes



Algunos de los proyectos más importantes son la Conexión Aburrá-Oriente, la construcción de la doble calzada Niquía-Hatillo; la construcción de un túnel de 4,6 kilómetros en la carretera Aburrá-Río Cauca; y la ampliación de la Troncal del Nordeste. También está la concesión para la operación del metro de Medellín.



En el Chocó, el plan estratégico de transporte incluye la ampliación del anillo vial Medellín-Quibdó-Pereira; la construcción de la carretera Pereira-Tadó-Nuquí; la construcción de los puertos multimodales de Quibdó y Meluk; y la rectificación y pavimentación de la carretera Nóvita-Condoto-Quibdó.



El plan de transporte convertiría a Chocó en una alternativa más económica para transportar carga del eje cafetero a los puertos de Urabá, Cartagena o Colón en Panamá.



Energía



Este sector seguirá siendo una de las grandes fortalezas de Antioquia y es un frente en el que continuamente aparecen negocios. Entre ellos se cuentan la privatización de las dos centrales de energía que posee Isagen y la construcción de las hidroeléctricas Porce 2, la Sierra, Nechí y Porce 3.



Industria



Las palabras de Nicanor Restrepo en el sentido de que hay sobreinversión en las empresas antioqueñas generaron fuertes expectativas sobre la venta de acciones en empresas del Sindicato. Se desataría un interesante desplazamiento de nuevos capitales hacia algunas de las firmas más consolidadas de Antioquia y un proceso de búsqueda de nuevas alternativas de inversión por parte del Sindicato.



En un marco más general, en los próximos años, las oportunidades de negocio están concentradas en agroindustria, reforestación y actividades de investigación y ciencia y tecnología.



Telecomunciaciones



Se abren procesos de privatización de empresas locales. Además, la infraestructura de fibra óptica que está montando ISA y, en general, la ampliación de redes digitales, crean nuevas posibilidades para empresas usuarias de la tecnología.



Agroindustria



En el Chocó, un negocio importante en el largo plazo podría ser la "venta" de áreas de bosque en los mercados financieros internacionales. Siguiendo el modelo de Costa Rica, es posible vender derechos sobre el oxígeno generado por los bosques, contribuyendo al desarrollo sostenible del mundo.



Otra línea de explotación en esta región es la madera, con la instalación de plantas de producción de triplex y secado de madera. Y en el Baudó, donde se propone el puerto de Meluk, se tiene una región agrícola con excelentes posibilidades de produccion de arroz, plátano, borojó, chontaduro, milpesos y flores exóticas como las heliconias.



Ecoturismo



El Chocó reúne todas las condiciones para hacer un ecoturismo de primer orden en términos mundiales.



Tiene bosque húmedo, playas y abundante diversidad de especies. Esta actividad es casi una obligación para la región en el futuro.



El Chocó tiene un enorme potencial de desarrollo. Sobran oportunidades de inversión, pero faltan recursos y voluntad política en el orden nacional para sacar adelante los proyectos de infraestructura básica que demandan inversión de la Nación, como el plan estratégico de transporte.



Pero estas restricciones son las mismas de toda la vida y, en algún momento, tendrán que ser superadas. Puesto que el departamento es pobre, tiene que buscar aliados a los cuales les interese su progreso.



El desarrollo portuario es un área natural para aglutinar socios alrededor de un proyecto, teniendo en cuenta que un puerto en Quibdó podría canalizar el tráfico de carga que hoy tiene que ir hasta Santa Marta, con lo cual se reducirían el tiempo de viaje y los costos. El eje cafetero sería un socio interesante para llevar a cabo la idea.



El puerto, por sí solo, desataría el desarrollo maderero y agrícola del departamento. El ecoturismo podría trabajarse en forma paralela, por inversionistas de todo el país. Las oportunidades están ahí.



Protagonistas



Ricardo Sierra



Es un empresario independiente, pero todavía se recuerda su paso por el Sindicato Antioqueño, donde estuvo 11 años, y donde sigue participando activamente en las juntas directivas de las principales empresas del grupo. Es reconocido como visionario, líder e innovador. Dueño de la Productora Distrihogar, un negocio de productos para el hogar en la línea textil, ha logrado que el 40% de las ventas de la compañía se realice en el exterior.



Juan Camilo Ochoa



Es el encargado de estudiar las nuevas áreas de negocios del Sindicato Antioqueño. Es el contacto con los grupos internacionales y nacionales que quieren negociar con este grupo. Evalúa si la propuesta debe ser considerada por los grandes jefes, y en qué condiciones debe entrar la organización. Aunque tiene su centro de operaciones en Suramericana, también evalúa las propuestas que se presentan en el área industrial del Sindicato.



José Alberto Vélez



Maneja el portafolio de inversiones de Suramericana y actualmente tiene a su cargo la representación legal de la compañía de seguros de vida. Es una de las personas más cercanas a Nicanor Restrepo en el manejo del Sindicato y pertenece a las juntas de las empresas más representativas del grupo: Corfinsura, BanColombia, Cementos Caribe, Cementos Paz del Río y Almacenes Exito.



Alejandro Ceballos



Estuvo a la cabeza de uno de los principales casos de internacionalización de empresas colombianas: Leonisa. Esta compañía ha sido un ejemplo de la visión internacional de los empresarios antioqueños. Ahora, como presidente de Orbitel, es el responsable de la organización de la empresa y del éxito que tenga el proyecto de telefonía de larga distancia en que se asociaron los grupos Bavaria, Luis Carlos Sarmiento Angulo y Empresas Públicas de Medellín.



Jota Mario Aristizábal



Es una de las personas que más ha contribuido a la aceptación de la responsabilidad social de los empresarios en Colombia. Conoce muy bien lo que es ser un hombre de empresa. No en vano fue el fundador de Conconcreto y uno de sus principales accionistas actuales. Hace tres años es presidente de Proantioquia. Siempre está dispuesto a meterle el hombro a los proyectos que busquen soluciones para la situación regional y nacional.



Luis Gilberto Murillo



El gobernador del Chocó representa un nuevo aire en la dirigencia del departamento, al margen de los viejos caciques de la región. Sus capacidades intelectuales afloraron desde pequeño, cuando obtuvo el segundo puntaje más alto del Icfes en todo el país y logró por esta vía acceder a una beca en ingeniería de minas en Rusia. Fue director general de Codechocó y subdirector del Dama en Bogotá.



Agenda



La nueva apuesta de Antioquia se centra en la tecnología y educación como dinamizadores de la economía.

Deben recibir prioridad el desarrollo del software, telecomunicaciones, generación de energía y mercado de capitales.

Se debe mejorar la infraestructura vial y de transporte en general.

En Chocó es indispensable mejorar la infraestructura de transporte. La prioridad es la construcción y pavimentación de la vía Medellín-Quibdó, la pavimentación de la vía Apía-Quibdó y la construcción del puerto en Quibdó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?