| 9/18/2009 12:00:00 AM

Caracol

La comunicación en cascada ha sido la herramienta fundamental en Caracol para comprometer a los trabajadores con el control de los gastos y la gestión austera.

El objetivo de la empresa es mantenerse como fuente de ingresos de las familias y no acudir a la fórmula común de realizar recortes de personal en época de crisis.

Desde comienzos de año, la presidencia del canal fue clara con los trabajadores en que los pronósticos económicos no eran alentadores y que por tal razón era necesario mantener el entusiasmo, incrementar la productividad y enfocarse en lograr buenos resultados. "Hemos pasado por otras crisis, siempre con el convencimiento de que es precisamente en los momentos difíciles en los que se construye confianza entre los trabajadores y la empresa", sostiene el presidente del Canal Caracol, Paulo Laserna.

En Caracol Televisión, cerca del 37% de las personas vinculadas por nómina tienen una antigüedad mayor a diez años y casi el 50% de más de cinco años.

En el tema de retención de talento se han desarrollado acciones en distintos niveles: por una parte, se realizan mediciones anuales de clima laboral para identificar puntos de posible mejoría. Como resultado de estas mediciones, se están fortaleciendo los procesos de retroalimentación y evaluación del desempeño.

En segundo lugar, existe un plan de beneficios de protección extralegal, por medio del cual los trabajadores que más lo necesitan reciben de la compañía un apoyo económico en momentos difíciles.

En lo que respecta a los aumentos salariales, se manejan con racionalidad. El mayor esfuerzo lo hicieron los trabajadores de mayores ingresos, que este año no recibieron incrementos salariales para permitir que se hicieran ajustes razonables a los demás colaboradores.

Otras intervenciones en esta línea son los reconocimientos por antigüedad, las actividades de recreación y deporte y la inversión en capacitación dentro y fuera del país.

Para Caracol, la estabilidad en el empleo hace parte, no sólo de una estrategia de retención de talento, sino de un compromiso de Responsabilidad Social. "Creo que no hay un mensaje más poderoso que escuchar a tantas personas quejarse de que han perdido su empleo a causa de la crisis y saber que en la empresa en la que uno trabaja hay un compromiso real de proteger los puestos de trabajo, aún en los momentos más difíciles", dice Laserna.

Esta tarea ha sido apoyada por los accionistas y la junta directiva, quienes consideran que solo las empresas que generan empleo y lo conservan le aportan al desarrollo del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?