| 5/25/2007 12:00:00 AM

Cajas de compensación

El sector avanza en la creación de redes informativas para que afiliados y no afiliados tengan acceso a servicios de capacitación, salud, recreación y ofertas laborales. La Nueva EPS, en la agenda de las cajas.

El año 2006 fue uno de los mejores para las cajas de compensación familiar. Los ingresos crecieron por encima de los gastos y esto les permitió contar con más recursos para invertir en temas sociales y fortalecer la gestión con miras a ampliar la cobertura en servicios.

"El remanente para inversión social fue de $245.454 millones", dice Álvaro José Cobo, director ejecutivo de Asocajas quien trabaja, de la mano con las 35 cajas de compensación más grandes del país, en la creación de dos grandes redes para que la gente tenga mayor acceso a las oportunidades de empleo.

La primera red está enfocada en el empleo, y busca que los 4,8 millones de trabajadores afiliados y sus familias conozcan la oferta de trabajo y puedan replicar la información a los no afiliados.

La gran base de datos en la que trabajan las cajas será alimentada, en principio, por las 229.324 empresas que hacen el aporte mensual a estas entidades. "La idea es que los empresarios nos cuenten qué tipo de recurso humano están buscando para que nosotros a su vez se lo hagamos saber a la gente, utilizando medios de comunicación, tanto impresos como tecnológicos, y podamos hacer el enlace entre las dos partes", dice Cobo.

La segunda red se dedica a la salud. Las cajas están en conversaciones con las Empresas Promotoras de Salud, EPS, para que incluyan a sus clínicas en todo el país en las redes de prestación de servicios, independientemente de la EPS a la que estén afiliadas. Para este tema, las entidades recibirán asesoría de expertos internacionales, provenientes de España, lo que hará posible que, por primera vez en Colombia, un afiliado a Colsánitas o Humana Vivir EPS pueda ser atendido en clínicas de Cafam o Colsubsidio, para citar un ejemplo.

Un aspecto importante para las cajas de compensación, en materia de salud, está relacionado con la creación de la Nueva EPS por parte de Cafam, Colsubsidio, Comfandi del Valle, Comfenalco Antioquia y Comfenalco Valle, que absorberá a los actuales usuarios del ISS en liquidación.

En materia de capacitación, el reto también es grande. Desde 2003 las cajas han dictado 55.277 cursos y para este año tienen previsto ampliar los programas de educación con visión de crear empresa.

Otra de sus prioridades procura que los usuarios utilicen los subsidios de vivienda. El año pasado se entregaron 48.600 subsidios por valor de $347.000 millones y en el primer trimestre de este año se han otorgado 7.147 subsidios por valor de $47.250 millones. No obstante, entre enero y marzo de este año, 1.659 personas renunciaron a sus subsidios, argumentando la falta de oferta para poder utilizarlos. Razón por la cual, las cajas están buscando alternativas para que la gente pueda comprar su vivienda y beneficiarse de los recursos.

Cobo, junto con los directivos de las cajas, están empeñados en buscar una red no bancaria para que los afiliados a las cajas tengan mejores oportunidades de financiamiento y de esta manera contribuir a que tengan una mejor calidad de vida con respecto a la compra de vivienda y acceso a la capacitación y servicios recreativos, entre otros beneficios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?