| 5/28/2010 12:00:00 AM

Café

El año pasado fue crítico para los cafeteros, debido a la disminución de la producción y por el fuerte invierno registrado.

También se afectó la calidad del café. En años anteriores, dice Mauricio Jaramillo, caficultor del Quindío, en la trilla, el material sobrante (cisco) estaba entre el 18% y el 20%, actualmente se encuentran en 25%. También estima que, por la disminución de la calidad, se pierden entre $10.000 y $15.000 por arroba.

Sin embargo, el gremio cafetero destaca las mejoras. Mientras a principios de la década las exportaciones de café con valor agregado eran del 9% del total, hoy son del 35%. Además, el Fondo Nacional del Café recibe pagos por regalías por el uso de la marca Juan Valdez Café. Este año, las perspectivas son mucho más optimistas, debido justamente al cambio del clima que ha permitido un periodo de florescencia óptimo y una expectativa de producción entre 10 millones y 10,5 millones de sacos para la próxima cosecha.

El consumo mundial de café es creciente, por lo cual se estima que en 2010 se presente un déficit de 5,2 millones de sacos, lo que permite estimar un comportamiento estable del precio. Adicionalmente, avanza un plan para incrementar 30% el consumo de café en el país.

Las principales inversiones del sector están destinadas a aumentar la producción a través de la tecnificación de cultivos, acceso a nuevas tecnologías y el relevo generacional en la caficultura.

El empresario cafetero Ricardo Sánchez estima que en este momento la inversión más importante en el sector es la que realizan conjuntamente la Federación de Cafeteros y el gobierno nacional por $1,4 billones con el programa Permanencia, Sostenibilidad y Futuro. Este programa tiene como objetivo invertir en la renovación y tecnificación de cafetales envejecidos. El plan fue puesto en marcha hace tres años y pretende renovar cerca de 300.000 hectáreas de cultivo de pequeños agricultores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?