| 1/21/2005 12:00:00 AM

Bienes básicos<br>Alto retorno, alto riesgo

La compra de bienes físicos, joyas y obras de arte pueden ofrecer alta rentabilidad, pero necesitan inversionistas experimentados.

Cuando alguien decide ahorrar, casi siempre piensa en instrumentos del sector financiero. Las cuentas de ahorro o los fondos fiduciarios tienen condiciones claras y en muchas ocasiones, retornos asegurados. Sin embargo, hay otros activos con muy buena rentabilidad, pero que requieren mayor sofisticación y más tolerancia al riesgo.

Unos optan por invertir en joyas, o en obras de arte, que tienen alta rentabilidad, pero son mercados bastante ilíquidos y que necesitan un ojo experto para escoger las piezas que se compran. Quienes invirtieron en esmeraldas el año pasado, obtuvieron un retorno cercano al 30%, señala el joyero Jorge Alberto Liévano. Este año recibirán algo menos que en 2004, pero de todas formas será atractivo.



Bolsas de productos

Otros invierten en contratos de petróleo, oro, platino, café y otros bienes que se transan en bolsas internacionales. Es un mercado de alto riesgo. "No se puede hacer una inversión y dejarla", señala Diego López, experto en el tema. Quienes invierten allí están pegados a la pantalla de su computador todo el día, porque pequeñas variaciones en el precio pueden evaporar en segundos el margen del negocio.

Los montos mínimos de inversión son de US$3.000, pero en la práctica con menos de US$10.000 no se hace mucho. La estrategia ganadora es sencilla de formular, pero difícil de llevar a cabo: hay que hacer ganancias muy pequeñas, tantas veces como sea posible. Los profesionales compran y venden tres o cuatro veces por día, tratando de arañarle cualquier centavo a cada operación y hay quienes reportan ganancias de US$200 semanales en su inversión de US$10.000 -una rentabilidad de 100% anual-. Pero la posibilidad de perder también es altísima.

Para negociar con éxito en los mercados internacionales de commodities, como se conocen estos bienes básicos, la capacitación, la experiencia y la información son cruciales, porque hay que saber lo que se está haciendo. Además, el año no será sencillo. López predice que en 2005 los precios van a ser muy volátiles porque los fondos de inversión ven que los commodities son atractivos frente a la revaluación de las monedas ante el dólar.



En bienes físicos

En Colombia, se puede invertir en bienes agropecuarios. Un inversionista puede financiar directamente a un productor rural amigo y conseguir un buen retorno. En ganado, las cuentas son así: un novillo gana cerca de 15 kilos al mes, que al precio actual de $2.539 por kilo, representa algo más de $38.000 mensuales de aumento para este singular activo financiero. Con una inversión inicial de $350.000 por cada animal y deduciendo los costos de mantenerlo, la rentabilidad anual podría estar cerca del 25%. Usualmente, las ganancias se reparten por mitades entre quien pone el dinero y quien tiene la tierra y el manejo del hato. Para 2005, los expertos esperan precios sostenidos.

También se pueden comprar contratos de venta a futuro de bienes agrícolas en la Bolsa Nacional Agropecuaria (BNA). En este caso se gana si el precio en el mercado al momento de la entrega es mayor que el pactado en el contrato. Cuando se venden futuros, hay utilidad si los precios del mercado al entregar el producto son menores que los pactados en el contrato. En este negocio hay que tener muy buena información y, además, acceso a los productos para hacer las entregas.

Pero para quien no distinga bien entre una vaca y un novillo y no sepa si el sorgo crece en un árbol o es una gramínea, los certificados a término de la BNA pueden ser una mejor elección. Aunque van a financiar proyectos agropecuarios, para el inversionista funcionan como un CDT de alta rentabilidad. Además, la Cámara de Compensación de la Bolsa responde por la operación, señala Álvaro Villa, corredor de la BNA en Medellín.

Igualmente convenientes son las operaciones Repo sobre mercancías depositadas en almacenes generales de depósito, dice Armando Estela, de Correagro, en Cali. Son papeles más escasos y son los más rentables del país para plazos cortos.

Salvo estas últimas operaciones de bolsa, las inversiones en bienes físicos son cosa para iniciados, cuando no para expertos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?