| 11/26/2004 12:00:00 AM

BellSouth Colombia<BR>Compromiso a toda prueba

Este año, BellSouth escaló 5 puestos entre las mejores empresas para trabajar en el país, demostrando su capacidad para estrechar vínculos con los empleados en tiempos de cambios corporativos. Los secretos han sido la comunicación y alinear la gente con el negocio.

Por tres años consecutivos, los resultados de la encuesta de clima laboral en esta organización muestran una satisfacción de la gente superior al 95%. Estos excelentes resultados tienen un significado especial en el caso de BellSouth, hoy filial de Telefónica Móviles, ya que en los últimos años la compañía presenció grandes cambios organizacionales y culturales. En 2000 BellSouth compró Celumóvil y luego Cocelco, al establecerse en el país. Un año más tarde, al ver que las metas corporativas corrían peligro, la empresa vio la necesidad de reducir 1.600 empleados en seis meses. En el período más reciente, ha sobrellevado la incertidumbre que representa un cambio de dueño. En medio de estos sobresaltos, BellSouth mantiene estos altos indicadores de satisfacción de su gente. ¿Cómo logra metas tan altas?

Un componente crítico de la respuesta está en que a través de los cambios se ha nutrido de distintas prácticas de gestión humana y les ha dado continuidad. Cocelco, Celumóvil y BellSouth aportaron prácticas positivas que, al juntarlas, sumaron más que sus partes. La encuesta de clima laboral, fundamental para la empresa, era una institución en Celumóvil y hoy lleva 8 años. "Todo el mundo sabe la importancia del tema y esto ya forma parte de la cultura", explica Juan Antonio Pizarro, vicepresidente de recursos humanos. Este ejecutivo tiene especial claridad sobre la fortaleza de la compañía: la comunicación. Desde cuando asumió en recursos humanos también se encarga de este tema, que considera la prioridad de su gestión.

En cada etapa, la comunicación fue un factor clave que permitió salir adelante. En su nacimiento se formuló una política de comunicación interna alrededor de un ladrillo, acudiendo a la analogía de la construcción. Así se comunicó el mensaje de que era básico extraer lo mejor de cada una de las distintas compañías. Cuando se vieron en peligro las metas, la analogía fue la experiencia de los colombianos que llegaron al Everest. BellSouth superó la meta de US$69 millones en Ebidta en 2001 y desde entonces cumple todas sus metas financieras. La comunicación hace parte de la ruta crítica en las operaciones claves de la organización. El presidente y sus vicepresidentes se reúnen en el comité ejecutivo y revisan semanalmente las metas financieras y otros temas relevantes. A partir de allí, la información baja en forma de cascada en más de 150 subcomités, para que cada persona tenga claridad sobre su papel en las metas de la compañía.

Otros elementos de recursos humanos refuerzan la idea de "alinear la gente con el negocio". La remuneración ahora se realiza por logros. Hay un bono extendido a toda la compañía y la gente puede ir calculando su monto de acuerdo con sus resultados y los de la compañía. También son atractivos los programas de reconocimiento. Dos de ellos sobresalen: Bien Hecho y el President Club, en el que trimestralmente reconocen a los mejores empleados, que al final de año viajan a reunirse con el presidente.

Otros 200, que no participan en este viaje, van a algún destino turístico en el país. Ahora, con la adquisición de BellSouth en América Latina por parte de Telefónica, se presenta una nueva oportunidad de aprender y mejorar. El nombramiento del colombiano Sergio Regueros como presidente de la empresa es una señal de que esta fase seguirá por ese camino.



* A partir del 28 de octubre de 2004 BellSouth Colombia S.A. dejó de pertenecer y de estar afiliada a BellSouth Corporation. Telefónica Móviles es titular de BellSouth Colombia S.A. La marca BellSouth es usada bajo licencia de BellSouth Corporation.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?