| 11/26/2004 12:00:00 AM

Basf química colombiana<BR>Construir el mejor equipo del sector

Pasión, metas y espíritu de equipo son la fórmula de BASF para crecer.

Este año, BASF renovó su estrategia mundial para 2015 y estableció como uno de los pilares de la corporación la meta de formar el mejor equipo de la industria. "Formar un equipo es un proceso cultural en el tiempo. Hay que crear consistencia, claridad, transparencia, valores y fortalecer la comunicación", dice Claudio Eberling, gerente de BASF Química Colombiana. La tarea se está cumpliendo. La mayoría de los indicadores de gestión de recursos humanos medidos por Great Place To Work presenta mejorías con respecto a la medición anterior, la cual los había ubicado en el undécimo puesto en 2003, y los demás permanecieron en excelentes niveles. Para consolidarse como el mejor, este equipo debe estar enfocado y debe responder por metas claras, con mediciones claras. Para Eberling, "esto se logra con pasión por la excelencia y el mejoramiento continuo". Para esto, la organización se plantea metas colectivas anualmente, coordinadas con metas individuales. Los resultados se miden al final de año. Es un proceso de retroalimentación bidireccional, en el cual los colaboradores y sus jefes se informan mutuamente con el fin de revisar cómo fue el desempeño y explorar cómo se puede mejorar en el futuro.

"La compañía cada vez es más retadora en la definición de las metas. Nuestro director dice siempre que la única constante es el cambio y lo que hoy es bueno, el próximo año no lo va a ser", explica César Cadavid, gerente de químicos finos, quien lleva 12 años en la empresa.

Otro elemento importante es la participación de todos los integrantes de la organización en proyectos corporativos, que difunden el espíritu de "ponerse la camiseta y jugar por la comunidad entera de BASF", como dice Eberling. Esto ayuda a que las personas sientan orgullo de pertenecer a la compañía y generen una conciencia corporativa enfocada en la totalidad del negocio. También ayuda a que los integrantes de la organización abran su panorama, tengan una visión más amplia y conozcan el impacto de sus responsabilidades sobre toda la organización.

Para que este equipo sea el mejor con parámetros mundiales, debe ser multicultural y capaz de tomar el talento local, desarrollarlo y asignarle cada vez más desafíos. La diversidad cultural de los países en los que opera la empresa garantiza una enorme variedad de nacionalidades. La compañía busca que en las diferentes regiones surjan las personas que van a liderarla, para lograr un intercambio de know how entre diferentes países y culturas. Varios funcionarios colombianos que ocupan cargos en Argentina, Brasil y Alemania, se han beneficiado de estas políticas. Estas experiencias pueden durar desde algunos meses, hasta transferencias permanentes. "Si la persona tiene el perfil, la capacidad y el interés, la compañía puede ofrecerle muchas alternativas desde regionales hasta globales", afirma Eberling.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?