| 5/27/2009 12:00:00 AM

Azúcar y etanol

Según Procaña, en el año se espera una cosecha de 20 millones de toneladas de caña de azúcar, de las cuales el 20% se destinará a la producción de etanol.

El sector azucarero reconoce que el impacto financiero se siente en la economía en general y, aunque los productores se ven afectados, afirman que esto no los sume en una crisis. La producción del año está creciendo cerca del 5%, lo que impacta positivamente un sector por lo general muy estable.

La agroindustria de la caña de azúcar tuvo que afrontar los efectos negativos que para el sector imponía una revaluación prolongada los primeros meses de 2008. Fue un año difícil debido a factores como el bajo precio del azúcar, al aumento de los costos de producción, los incrementos en el valor de los insumos agrícolas y el prologando invierno. "Para completar, en 2008 la actividad cañicultora se paralizó por causa del gravísimo bloqueo de corteros, que causó enormes pérdidas a la industria y al Valle del Cauca", dice Martha Cecilia Betancourt, presidente ejecutiva de Procaña. Y no es para menos, según cifras de esta asociación, durante los dos meses del bloqueo se dejaron de moler 2,5 millones de toneladas de caña de azúcar. En este sentido, Bernardo Quintero, presidente de Riopaila-Castilla, sostiene que "2008 tuvo un problema muy grande por la situación del paro de corteros, no sé si empresarial o de orden público, pero largo y costoso".

Además, los cultivadores de caña sufrieron problemas con el flujo de caja, ocasionado por el atraso de hasta cuatro y cinco meses en la cosecha. Sin embargo, con el desplome del precio del petróleo, se han estabilizado los precios de los fertilizantes, que hoy representan cerca del 40% del total de los costos de producción. Adicionalmente, la devaluación del peso, durante el último semestre, mejoró las condiciones para el azúcar de exportación.

Los menores ingresos se vieron compensados en parte por la producción de etanol. Dentro de la estrategia de agregación de valor de la agroindustria está la producción de alcohol para su utilización en la gasolina.

Para 2009 las expectativas han mejorado. En lo corrido del año, el precio del azúcar ha mostrado una tendencia alcista, lo que permite a los cañicultores cubrir los costos financieros. De acuerdo con Procaña, en el año se espera una cosecha de 20 millones de toneladas de caña de azúcar, de las cuales el 45% será destinado a la producción de azúcar para el mercado interno, 35% para azúcar de exportación y 20% para la producción de etanol.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?