| 6/6/2008 12:00:00 AM

Avícola

Dentro de las movidas empresariales se destacan la compra de Huevos Oro de Bogotá por la vallecaucana Nutriavícola y la fusión de Granja Santa Anita con la Granja Nápoles.

Un año 'mixto' vivió el sector avícola colombiano. Las buenas noticias las dio el consumo: en 2007, los colombianos consumieron más pollo que carne, según datos de la Federación Nacional de Avicultores, Fenavi, que indican que el consumo per cápita de pollo pasó de 19,8 kgr por año en 2006 a 21,6 kgr en 2007 —el de carne estuvo en 17,8 kgr.—. En el caso de huevos, el resultado también estuvo 'a pedir de boca' luego de que se reanudaran las exportaciones a Venezuela, que totalizaron US$13,5 millones, frente a US$4,6 millones de 2006.

Las malas noticias provinieron de los elevados precios que registran las materias primas para el sector, que en el caso del maíz casi pasó de US$138 por tonelada en 2006 a US$187 el año pasado. "El pollo es maíz con patas", dice Jorge Enrique Bedoya, presidente de Fenavi, remarcando el impacto que tiene el aumento en el precio de los insumos, aunque reconoce que la revaluación alivió en parte los costos, pero afectó a los exportadores. El crecimiento del sector fue de 3,4% en 2007: la producción de pollo creció 8,8% pero la de huevo cayó -5,3%.

Según Bedoya, este año la perspectiva en producción es positiva, tanto en pollo como en huevo, por las mayores inversiones que viene realizando el sector en tecnología y bioseguridad, para producir con estándares internacionales y mejorar la productividad de cara a los acuerdos internacionales.

A esto se suman recientes movidas estratégicas para consolidar empresas de mayor tamaño, como la compra de Huevos Oro de Bogotá por parte de la vallecaucana Nutriavícola y la fusión de Granja Santa Anita con la granja Nápoles.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?