| 5/28/2010 12:00:00 AM

Autopartes y vehículos

El frenazo que vivió en 2009 la exportación de vehículos y autopartes colombianas y la desaceleración de las ventas en el mercado interno generaron un remezón en las principales prácticas gerenciales y de mercadeo de sus compañías.

Aunque el mercado exportador venía lento desde 2008, cuando Venezuela decidió establecer cupos de importación, el 'choque' fue peor. Las ensambladoras colombianas pasaron de exportar 26.760 unidades en 2008 a solo 3.253 vehículos en 2009. A su vez, las ventas de vehículos en el mercado interno registraron una caída de 24,4%, al pasar de 245.154 vehículos en 2008, a 185.237 en 2009.

Alberto Macías, vicepresidente de Acolfa, señala que esta disminución en la venta de vehículos golpeó particularmente a las empresas de autopartes, pues se redujo el ensamblaje nacional y, por ende, el suministro de piezas y partes locales. Datos del gremio indican que el año pasado el número de unidades ensambladas -que incorporan partes producidas en la subregión- llegó a 88.342 unidades, mientras que en 2008 se habían ensamblado 116.437 vehículos.

Nayib Neme, presidente de la compañía Chaid Neme Hermanos, asegura que tanto la revaluación como las mayores importaciones de vehículos terminados provocaron un descenso en la producción de autopartes colombianas, lo que generó una disminución en la demanda de equipo original. Hasta 2008, el 40% de los vehículos era importado, cifra que se modificó el año pasado en contra de los fabricados nacionalmente.

Ante esta situación, los empresarios del sector decidieron reorientar el modelo de negocio, algunos comenzaron a analizar una posible reducción de modelos y avanzaron en análisis de mercados alternativos. La prospectiva tecnológica y los cambios en la estrategia de mercadeo también fueron incorporados en los proyectos empresariales.

La crisis no los amilanó para continuar su trabajo en el programa de Transformación Productiva que impulsa la creación de sectores de talla mundial, coordinado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. De acuerdo con Santiago Schlessinger, gerente del sector en el programa de Transformación Productiva, en 2009 se fortaleció la alianza Universidad-Empresa para preparar y desarrollar educación técnica y tecnológica específica para el sector; se acordó entre el Sena y Acolfa un programa de capacitación del recurso humano y se inició el trabajo con el Ministerio de Comercio para elaborar reglamentos técnicos para baterías, rótulas y terminales.

Este trabajo, sumado a la mayor dinámica de la economía nacional y las estrategias adoptadas por las compañías, ha permitido que el comienzo de 2010 sea positivo para esta industria.

Según Econometría, en los primeros cuatro meses del año GM Colmotores vendió 22.568 unidades, 14,5% más que en el mismo lapso de 2009. Por su parte, Sofasa Renault aumentó sus ventas en 43%, mientras que las de Mazda crecieron 29%.

Buena señal, si se tiene en cuenta que durante 2008 y 2009 las compañías del sector disminuyeron sus ingresos en 27% y 23%, respectivamente.

Santiago Chamorro, presidente de GM Colmotores, opina que las claves de la industria para este año serán "adaptar la estructura de costos al tamaño del mercado, sorprender con lanzamientos y seguir trabajando con el Gobierno para la capacitación del talento humano".

Por su parte, Fabio Sánchez, presidente de Mazda, considera que la principal lección aprendida durante la primera década del siglo XXI es que se debe continuar la renovación tecnológica, de diseño y de máxima calidad.

Sofasa avanza en un nuevo proyecto para ensamblar y exportar un vehículo principalmente a México, en una alianza público-privada liderada por el Ministerio de Comercio, Bancoldex y Proexport. También estudia llegar a los mercados de Perú y Chile.

La identificación de nuevos mercados, el desarrollo de estudios sobre prospectiva y vigilancia tecnológica, así como varias misiones de negocios a Corea, Japón, China y Brasil, están abriendo nuevas ventanas de oportunidad al sector, que aspira consolidar, a partir de este año, un proceso de recuperación sostenida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?