| 6/11/2004 12:00:00 AM

Arroz: En plata blanca

El cultivo del arroz se ha convertido en un buen negocio en los últimos años. Su futuro dependerá de cómo se negocie el TLC.

El extraordinario aumento de 15% real en el valor de la producción de arroz, entre 2002 y 2003, obedeció a un crecimiento igualmente importante en el área sembrada (14%). El año pasado se incorporaron 62.000 nuevas hectáreas, de las cuales, según estimaciones de Fedearroz, 40.000 estuvieron en el Casanare, hacia donde se movieron los arroceros tradicionales del Meta, e incluso algunos del Tolima, debido al bajo costo de la tierra y a la mejoría en la seguridad.

Con todo, quienes conocen la historia del cultivo como Néstor Gutiérrez, de Fedearroz, señalan que las 495.000 hectáreas actuales apenas recuperan la tendencia normal que se estableció en 1969. La superficie cosechada se ha mantenido -con oscilaciones inducidas por el clima-, entre 480.000 y 500.000 hectáreas en los últimos 30 años.

Sin embargo, además del regreso a los niveles de siembra usuales, en 2003 se perfilaron varias tendencias cruciales para el desarrollo del sector. De una parte, los cultivadores mejoraron la rentabilidad de la siembra, al reducir los costos de los agroquímicos, ampliar las extensiones sembradas y moverse hacia tierras más baratas. Mientras que en Tolima y Huila se pagan $10 millones por hectárea, en Casanare pagan $1,5 millones. Además, los arroceros generalizaron el uso de semillas certificadas y técnicas de siembra de precisión (110-120 kilos por hectárea), que aumentan la producción. Los precios internos mejoraron. Con los auxilios del gobierno para el almacenamiento y el adecuado manejo de las importaciones, se suavizó el ciclo que reducía los precios en el segundo semestre con la salida de la cosecha del Llano.

Con todo, hacia el futuro, el sector está amenazado. Según datos de Fedearroz, producir una tonelada de arroz paddy en Estados Unidos cuesta US$184, pero por efecto de los subsidios, se pone en los puertos para la venta internacional en US$101. En Colombia, producir una tonelada cuesta US$175. Así las cosas, el futuro del arroz depende totalmente de cómo se negocie el TLC.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?