| 3/1/1997 12:00:00 AM

Ardila Lülle

En los últimos años, la organización Ardila Lülle se ha concentrado en el proyecto de Cervecería Leona, en la reestructuración de sus empresas textileras y en defenderse de la ofensiva de Coca-Cola en bebidas gaseosas. La inversión en el montaje de la cervecería ha sido considerable y los resultados en términos de utilidades sólo se verán, como mínimo, dentro de tres años. Pero para recuperar esta inversión se requiere que la participación efectiva de Leona en el mercado nacional de la cerveza sobrepase constantemente el 20%, lo cual demandará esfuerzos considerables en materia de comercialización y promoción. El área de los ingenios azucareros constituye la principal fortaleza de la organización. Está programada la construcción de una planta térmica para proveer de energía a los ingenios y vender excedentes a terceros. Sin embargo, dada la dura competencia que enfrenta Ardila en cerveza, bebidas y textiles (estos últimos por el contrabando), le será difícil embarcarse en proyectos ambiciosos en áreas nuevas, como las telecomunicaciones. Por otro lado, no hay señales de que la organización esté en proceso de abrirse mediante asociaciones o alianzas estratégicas con otros grupos nacionales o extranjeros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?