| 9/28/1998 12:00:00 AM

Antiguos territorios

Cerca de la mitad del área de este país, los antiguos territorios nacionales, están encerrados entre la selva y la falta de vías, infraestructura, telecomunicaciones y proyectos de desarrollo.



Pero precisamente por el largo aislamiento, el impacto que tendrían proyectos claves sería muy grande. La prioridad es conectar la región al sistema vial nacional, pues de otra forma, ni los empresarios más heroicos podrán hacer mucho. Tan importante como esto es fortalecer la presencia del Estado, para reemplazar la institucionalidad paralela que domina hoy.



Las oportunidades de expansión hacia el próximo siglo son grandes. El desarrollo sostenible seguirá incrementando su importancia entre las prioridades del mundo. Allí hay un potencial enorme de recursos e ideas y la región debe aprovecharlos como se debe. El territorio debería lograr el status que le corresponde como uno de los tesoros de nuestro planeta.



Fortalezas



La región cuenta con una riqueza de especies animales y vegetales de primer orden en el mundo.

Tiene abundantes reservas de minerales preciosos.

Su ubicación, en la frontera con tres países, le otorga grandes posibilidades para el intercambio comercial.

Aquí todavía se pueden hacer negocios de palabra, algo que se perdió hace tiempo en muchas partes de Colombia. La gente cumple sus obligaciones y paga sus deudas.



Oportunidades



Minería



Este sería otro sector clave para lograr un desarrollo de esta olvidada región de Colombia. Estudios de Ingeominas señalan que en las serranías de Taraira, Garimpo y Machado, en Vaupés, hay un importante potencial de oro, al igual que en la serranía de Naquem, Guainía. También hay investigaciones que señalan que en la región fronteriza con Brasil puede haber piedras semipreciosas y petróleo.



Turismo



Las oportunidades de iniciar proyectos de ecoturismo son inmensas en el Amazonas. Se estima que 10.000 turistas visitarán este año esta región y que por cada nuevo empleo directo que se cree en este sector se generarán cinco en actividades relacionadas, como transporte, restaurantes y otros. El ecoturismo tiene un amplio potencial de expansión, tanto de viajeros nacionales como internacionales.



Agroindustria



Varios cultivos podrían significar la redención de la región, pero su rendimiento sólo se daría a largo plazo. El caucho podría ser plantado en Caquetá, la Orinoquia y la Amazonia. La rentabilidad de estos proyectos se multiplicaría al adicionarles cultivos complementarios (plátano, fríjol y soya). La explotación de frutas tropicales y la siembra de plantas medicinales ofrecen oportunidades de negocios para la exportación.



Debilidades



La zona de Vaupés y Guainía no está interconectada con la red vial nacional. Sólo hay acceso aéreo desde Bogotá o Villavicencio a una pista sobre el río Caquetá.

La expansión de los cultivos ilícitos ha creado una cultura de dinero fácil que está fuertemente arraigada. La débil presencia de la ley ha generado unas instituciones paralelas ajenas al desarrollo empresarial formal.

La población no cuenta con los niveles de educación necesarios para asumir las actividades productivas del futuro.

Los indicadores sociales muestran niveles cercanos al desastre.

El desarrollo empresarial en los antiguos territorios nacionales depende en forma crítica de que se logre la paz, que haya cultivos sustitutos rentables y buenas vías para sacar los productos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?