Analice la renta fija

| 5/2/2003 12:00:00 AM

Analice la renta fija

Al aumentar las tasas de interés, hay que evaluar las posibilidades de renta fija con cuidado.

Invertir en renta fija es una buena opción para quien quiera minimizar su riesgo y asegurar su rentabilidad. Pero su atractivo depende del nivel que alcancen las tasas de referencia, al correlacionarse con la rentabilidad del papel. Para este año, el consenso es que las tasas de interés en Estados Unidos tenderán a subir. El nivel de las tasas en este país ya no tiene cómo caer más y se estima que la Reserva Federal, salvo un plan excepcional de choque para estimular la economía, empiece a aumentarlas. En la zona euro, por el contrario, la baja inflación aún permite un margen de maniobra para reducir un poco más las tasas y así impulsar la economía de la región. En Colombia, el aumento en las tasas de interés es inminente, pues el gobierno tiene que neutralizar las expectativas sobre el aumento de la inflación.

Por tanto, para quienes ya poseen esos papeles, el aumento de las tasas lleva a una caída de sus precios, que afecta su rentabilidad. Para papeles nuevos, la perspectiva de un aumento de las tasas es atractivo. Para evaluar la inversión en bonos hay que considerar, además del rendimiento o cupón del papel (rentabilidad garantizada si se mantiene el papel hasta el vencimiento), su valorización esperada. En la medida en que las tasas de interés en el mercado primario suban, los inversionistas exigirán más rentabilidad, por lo cual los precios de los títulos ya emitidos que se transan en el mercado secundario tenderían a caer. También hay que saber qué tanta liquidez tiene el papel para poder salir de él cuando se desee.

Ahora, ante la expectativa de una recuperación de la economía de Estados Unidos, es muy probable que el mercado accionario de este país vuelva a crecer, lo cual revertiría la tendencia anterior. A su vez, la posibilidad de que las tasas en Estados Unidos cambien de curso influye en las perspectivas de los bonos. El riesgo de estos papeles es mayor o menor, según su tiempo de madurez. Entre mayor sea el plazo, mayor es la vulnerabilidad a los movimientos en la tasa de interés. La firma T. Rowe Associates estima que un incremento de 50 puntos básicos en las tasas cambiaría los precios de bonos del Tesoro a 2 años, 10 años y 30 años en -0,5%, -3,7% y -7,3%, respectivamente. La rentabilidad neta de la inversión quedaría en 1,12%, 0,25% y -2,33%, respectivamente. Para minimizar el riesgo lo mejor es invertir a plazos menores.

En general, los bonos en el exterior están caros, por lo cual este no sería el momento más adecuado para entrar al mercado. Para quienes ya están en él, lo más recomendable es ir reduciendo su posición o pasarse a papeles con plazos más cortos, para que el efecto del aumento de las tasas de interés sobre la valorización no sea tan drástico. En Europa, sin embargo, es posible que el Banco Central Europeo reduzca nuevamente las tasas de su nivel actual de 2,5% para estimular el crecimiento económico en esta región. Esto significa que una inversión en bonos en la zona euro aún podría ser una opción rentable.



Qué hacer

Si quiere liquidez, la mejor opción es invertir en un fondo de renta fija a la vista. Renta más que un CDT tradicional, aunque no tiene seguro de depósito. Si quiere mayor seguridad y dispone del tiempo necesario para que la inversión madure, la siguiente opción es un CDT. Hay que buscar entidades calificadas con AAA, aunque sus rendimientos no sean los más altos.

También existe la posibilidad de abrir un CDT en Estados Unidos o en Europa, y obtener quizás una rentabilidad superior a la de un CDT en Colombia, pues en este caso el inversionista gana la devaluación y el rendimiento del papel. Claro que para una inversión de muy corto plazo, este tipo de alternativa en el exterior puede no ser muy práctica.

Si no tiene afán y puede mantener la inversión por más tiempo, hay otras alternativas muy atractivas sin mayor riesgo. Papeles como los bonos de deuda respaldados por los gobiernos, por ejemplo, son relativamente líquidos y, dependiendo de su riesgo, pueden otorgar rentabilidades superiores a la de los CDT. Lo mismo ocurre con algunos bonos corporativos respaldados por empresas sólidas.



Tipos de bonos

Entre las múltiples opciones para invertir en bonos está la de los bonos de deuda soberana. Estos son papeles de deuda pública avalados por los gobiernos de los distintos países. Los hay de deuda interna y de deuda externa. En esta categoría, los bonos considerados más seguros son los del Tesoro de Estados Unidos, seguidos por los bonos de las economías sólidas, en su mayoría de los países europeos.

En general, los últimos meses han sido buenos para los papeles de los países emergentes, pues ante la escasez de papeles de inversión rentables, los inversionistas se han volcado hacia ellos. Los papeles de Brasil y Colombia, por ejemplo, han tenido una valorización importante. Hacia adelante, el comportamiento futuro de los bonos colombianos dependerá de lo que pase con el referendo o, en ausencia de este, del plan B que adopte el gobierno.

Suvalor estima que, en un escenario relativamente optimista, en el que pasa el referendo y se cumplen las metas macro acordadas con el FMI, las calificadoras de riesgo podrían cambiar el outlook o perspectiva de la calificación de riesgo del país de negativo a estable. Si además se avanza en el tema de seguridad, los papeles de deuda colombiana podrían tener una valorización importante.

En Colombia, la inversión en TES y bonos yankees, deuda interna y deuda externa se ha convertido en la preferida del mercado. Esto le ha permitido al gobierno aumentar su endeudamiento hasta niveles que ya se consideran peligrosos.

Para quienes tienen posiciones en TES, el aumento en las tasas de interés afecta la valorización de los papeles, por lo cual es recomendable buscar papeles a corto plazo para minimizar el riesgo. El mercado ya ha empezado a actuar y, contrario a lo que pasaba hace tan solo unos meses, los papeles más demandados y de mayor liquidez son los de menor plazo, con vencimientos no mayores a 5 años.

La inversión en bonos corporativos está tomando cada vez más fuerza en Colombia, a medida que las empresas están optando por esta alternativa para financiarse. Estos bonos son interesantes, pues por lo general rentan más que un CDT, aunque contrario a la lógica, menos que los TES. Este año, Emgesa, Comcel, EAAB, Davivienda y EPM han colocado bonos por $525.000 millones. Aquí es importante la certeza de que son empresas sólidas, capaces de honrar los compromisos de deuda, para lo cual es indispensable conocer la calificación de la emisión de los bonos y preferir aquellos con calificaciones mayores a BBB.

Al invertir en renta fija es preciso conocer en detalle qué inversión se está haciendo. Hay que tener en cuenta que, aunque esta inversión se considera de menor riesgo, pues garantiza una rentabilidad, siempre hay un riesgo inherente a la valorización que determina el atractivo de esta inversión. Para minimizar este riesgo, lo mejor es buscar emisores confiables e invertir en bonos a corto y mediano plazo; sobre todo ahora, cuando las tasas de interés tienden al alza.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.