| 10/29/2004 12:00:00 AM

Alonso Martínez<br> Booz Allen Hamilton

(49 años) Vicepresidente Senior. Ingeniero civil, Universidad Nacional. Administrador de empresas, Universidad Javeriana. MBA, Wharton School MS, Wharton School.

Alonso Martínez es el colombiano que más lejos ha llegado en el mundo de la consultoría. Su gran aporte fue crear y consolidar las distintas oficinas de la prestigiosa firma Booz Allen Hamilton en toda América Latina. Sin embargo, su reciente traslado a la oficina central de Nueva York le dio responsabilidad mundial. Martínez dirige la práctica de bienes de consumo, una de las cinco especialidades de la firma, para América Latina y el Este de Estados Unidos. Reconocido experto mundial en esta práctica, ya antes les hablaba al oído a quienes dirigen los grandes grupos económicos en Latinoamérica. Ahora, su reto es hacer lo mismo con las multinacionales que tienen sede en el territorio estadounidense.

Martínez es una persona cálida, alegre, tiene cinco hijos y una sorprendente trayectoria. Sus tiempos en la universidad reflejan su personalidad. Por la mañana, estudiaba ingeniería civil en la Nacional, pues quería tener el bagaje de ingeniero; luego dictaba clases de cálculo en el Colegio San Carlos, donde se graduó; jugaba bridge un rato junto a Alejandro Rivas, hoy presidente de Mattel Brasil y Glenn Jordan, vicepresidente de Coca-Cola en América Latina; regresaba a la Nacional y por la noche, estudiaba administración en la Javeriana. Su primer trabajo fue en Pavco, donde llegó a ser subgerente de una división a los 24 años. En dos años hizo el MBA de Warthon y los cursos reglamentarios para obtener un PhD, pero como prefirió ingresar a Booz con tan solo 28 años, le reconocieron un máster en investigación de operaciones.

Trabajó en la oficina de Sao Paulo entre 1982 y 1994, desde donde creó y dirigió la oficina de Buenos Aires (1989). En Brasil se casó y el día que nació su primer hijo, el 1 de abril de 1990, fue nombrado socio, el pionero de la región. Creó en 1994 la oficina de Bogotá, donde estuvo por seis años y realizó una de las operaciones más importantes de su vida.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?