| 6/11/2004 12:00:00 AM

Alimentos: Expansión en otros países

Luego de sus consolidaciones locales, este sector busca nuevos mercados con alianzas o compras de producción o distribución.

Casa Luker compró recientemente los activos del Grupo Alimenticio Pascual en Panamá, el mayor productor de galletas de ese país. Con el negocio, que superó los US$25 millones, la empresa colombiana adquiere la división de galletas, caramelos y snacks de Pascual.

Por su parte, la alianza Team, que agrupa a las principales empresas del sector de grasas y aceites, inició las pruebas de su nueva planta en Barranquilla, la cual le permitirá pasar de producir 100 toneladas diarias a 500 y ganar eficiencias en su producción y operación. Mientras tanto, la planta de Gravetal será apagada el 31 de julio y sus equipos serán reubicados en otro país del continente como estrategia para buscar nuevos mercados.

Si bien la compra de empresas no es una estrategia nueva -pues Colombina a principios de los 90 había adquirido en Venezuela empresas para fortalecer su producción-, estos casos dejan en claro el camino que quieren seguir varias empresas de alimentos del país frente a las negociaciones comerciales que se han abierto con el TLC con Estados Unidos o el acuerdo CAN-Mercosur: consolidarse como jugadores, ya no solo locales sino regionales.

Para llegar a este punto, las empresas del sector han tenido que adelantar procesos internos que les permitan aumentar su productividad y eficiencia operativa y, con base en desarrollos innovadores, diversificar su oferta de producto. Por ejemplo, en 2002, las empresas de alimentos del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), agrupadas en la holding Inversiones Nacional de Chocolates, reestructuraron su modelo de operación, buscando especializar las plantas y los negocios de tal manera que se facilite la consecución de aliados internacionales. Ya en este nuevo esquema, en 2003 las empresas de la holding invirtieron más de $43.000 millones representados en plantas y equipos destinados al desarrollo de nuevos productos, mejoras en productividad y optimización de los centros de distribución.

Mientras este reacomodo se surte, la industria de alimentos registró un aumento en sus ventas del 11,4%, pero sus utilidades netas cayeron 27% en relación con 2002.

La crisis de Venezuela, mercado de destino de cerca del 30% de las ventas del sector en 2002, obligó a las empresas a buscar nuevos mercados para compensar esa caída. Por eso, en la medida en que se normalizaron los pedidos a Venezuela hacia el final del año y, como reacción a la crisis, se generó una mayor gestión exportadora hacia Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe.



La adecuación interna

Sin duda, las compañías de alimentos aún necesitan mayores eficiencias para mejorar su productividad y ser más competitivas.

"Cuando se habla de plantas, lo más importante para la alianza Team es consolidarse en Colombia y desde acá tener una plataforma para el mercado internacional, pues tenemos el desarrollo de productos cuya materia prima es la palma africana y Colombia produce palma. Con la nueva planta en Barranquilla, estamos generando ahorros en energía, materias primas y fletes, y con el mismo personal que producíamos 100 toneladas ahora produciremos 500, es decir, multiplicamos la productividad de la gente por 5", explica Mauricio Campillo, presidente de la alianza Team.

A su vez, en carnes frías también se buscan mayores eficiencias. Después de la adquisición de Rica Rondo y la separación de Zenú, Inversiones Nacional de Chocolates adelantó programas de especialización de plantas y modernización logística que contribuyeron a la reducción de costos. Según el informe de la compañía a los accionistas, el consumo de carnes procesadas se contrajo 3% en Colombia, especialmente en el oriente y sur occidente del país.

Las empresas también buscan que su operación de distribución sea más eficiente. En ese sentido, la empresa de Helados La Campiña hizo una alianza con la multinacional General Mills para aprovechar la cobertura logística de la compañía nacional en el mercado colombiano, su red de frío y su vinculación a los canales. Esta alianza amplía el portafolio de productos de La Campiña, fortalece su negociación con los canales y aumenta la eficiencia de sus rutas de reparto. Por su parte, General Mills consigue un socio local que conoce el mercado.



Los ajustes externos

Además de los ajustes internos, la estrategia externa no se detiene y los movimientos de las empresas en busca de su consolidación continúan.

"Algunos mercados por su masa crítica, el volumen del portafolio y la dedicación de las fuerzas de ventas requieren una distribución propia", dice Carlos Enrique Piedrahíta, presidente de Inversiones Nacional de Chocolates. Cordialsa se encarga de su distribución en Ecuador, Venezuela y México. El año pasado, Inversiones adquirió al distribuidor tradicional de galletas y chocolates en Puerto Rico -hoy Cordialsa Boricua- y creó Cordialsa USA.

Esto significa que las empresas buscan fortalecer su gestión comercial, sus portafolios de productos y convertirse en distribuidores importantes de la región. Casa Luker, tras la adquisición del Grupo Alimenticio Pascual, además de mantener las marcas de galletas panameñas comercializará, mediante esta compra, sus productos en Panamá.

La compra de empresas es una vía interesante para el crecimiento; sin embargo, no es el único modelo. "Allí hay que evaluar el costo/beneficio. Es una alternativa que hemos utilizado en el pasado, pero nos gusta también el modelo de tener distribuidores y aliados en los diferentes países", afirma César Caicedo, presidente de Colombina, a quien no le seduce la idea de una compra de compañías en Estados Unidos, de cara al TLC. "Pensamos seguir participando solos en el mercado estadounidense. Lo conocemos bien y tenemos trayectoria allí", agrega.

Una de las dificultades para ellos y otras compañías de alimentos en Estados Unidos es el posicionamiento de sus marcas. "Hay que aceptar la realidad. No es fácil tener una marca en un importante universo de tiendas. Eso es difícil y muy costoso en mercadeo, publicidad y distribución. Pero hay grandes oportunidades al producirle a marcas privadas, como lo hacemos hoy a WalMart, entre otras grandes cadenas", puntualiza Caicedo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?