| 12/16/2005 12:00:00 AM

Alcoa CSI Colombia

La independencia que se da a los colaboradores, la coordinación entre sus líderes y una estructura clara de desarrollo laboral identifican a esta empresa.

La historia de esta multinacional en Colombia se remonta a 1992, cuando los directivos de la compañía en Estados Unidos consideraron que el mercado colombiano ofrecía grandes oportunidades. Así nació Alcoa CSI Colombia, que produce 120 millones mensuales de tapas plásticas de rosca, cantidad que permite abastecer la demanda local, la de Ecuador, Venezuela, Surinam, las Guayanas y Curaçao. De esta manera, la filial colombiana de esta compañía, con presencia en 21 países, se ubicó entre las 100 empresas que más exportan desde Colombia.

Jacqueline Martínez, directora de recursos humanos, atribuye este rápido crecimiento, que en los primeros cinco años fue del 300%, a que la organización siempre ha tenido claro que su principal activo es la gente. "Por medio del crecimiento y desarrollo de sus trabajadores se pueden generar los demás valores que permiten que la empresa sea sostenible, como la rentabilidad y la calidad, por ejemplo", dice.

Para lograrlo, utiliza un modelo de competencias a partir del cual gestiona el desempeño de los funcionarios. Alcoa ha diseñado herramientas e indicadores que permiten estructurar la proyección de sus empleados dentro de la empresa e incluso en las del exterior. Hace pocos días, por ejemplo, Juan Carlos Tovar, encargado de la seguridad y medio ambiente en Colombia, fue nombrado gerente en Honduras. Y quien se venía desempeñando como jefe de adquisiciones y logística, fue transferido a un cargo directivo en Venezuela.

Esta constante exportación de ejecutivos colombianos a otros países de la región donde opera Alcoa Inc. (Argentina, Brasil, Chile, Venezuela y Perú), es para la coordinadora de Recursos Humanos una muestra de que en esta compañía se puede crecer profesionalmente.

Con 78 personas en su nómina directa, Alcoa CSI Colombia participa por primera vez en la encuesta de Great Place to Work. Sus principales fortalezas, según la consultora, son que sus colaboradores cuentan con autonomía, existe coordinación entre sus líderes, la empresa se preocupa por el cuidado de sus individuos tanto en el trabajo como en su vida familiar, promueve su desarrollo personal y laboral y ofrece reconocimientos al esfuerzo y al trabajo adicional.

Desarrollo: Respeto por el individuo y generación de oportunidades para crecer laboralmente. Hay programas de capacitación y crecimiento con base en las necesidades de desarrollo de los funcionarios. También se implantó una política de reembolso escolar y de lenguas, para ayudar a los funcionarios a que finalicen sus estudios superiores, programas de posgrado o estudios en inglés.

Equilibrio Vida personal/laboral: Se promueve el equilibrio físico y emocional del trabajador y su familia. Hay un programa de prevención de problemas emocionales y legales.

Imparcialidad en procesos: Los procesos son de conocimiento público. Se maneja el concepto de oficina abierta y mensualmente se hacen reuniones informativas de los líderes de áreas con sus colaboradores.

Reconocimiento: Se implementó el Sistema de Reconocimiento al Mérito (SARM) y el Plan de Incentivo al Desempeño, que buscan incentivar a los funcionarios para el logro de los indicadores de las áreas y de la compañía en general.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?