Acero 'templado'

| 11/9/2001 12:00:00 AM

Acero 'templado'

El sector se mueve entre la consolidación de productores, la visión hacia los mercados externos y las medidas proteccionistas en el mundo.

La oferta



Colombia produce al año cerca de 800.000 toneladas de acero y su consumo es del orden de 1'800.000. El total de la cadena metalmecánica tuvo, en 1998 y 1999, una caída de producción del 7,1 y 16,1%, respectivamente. Pero registró un crecimiento de 14,8%, en el 2000.



Las siderúrgicas experimentaron un repunte, gracias a las obras públicas en Bogotá y a la apertura exportadora. El país importa cerca de un millón de toneladas y el principal proveedor es Venezuela, con uno de los jugadores más importantes: Sidor. En el mercado local, entre las siderúrgicas, Acerías Paz del Río tiene las mayores ventas, que el año pasado superaron los $147.000 millones. Sideboyacá le siguió con $130.000. Con la consolidación de sus empresas Sideboyacá, Simesa, Sidelpa, Sidemuña, este año el Grupo Mayagüez podría ser el actor más importante.



A su vez, en los productos de metal, las empresas líderes son Cables, Energía y Telecomunicaciones, Acesco, Tubo Caribe, Crown y Holasa.



La Demanda



Ante la caída de la construcción, actividad en la que el acero, en especial el no plano, es fundamental, las empresas del sector se la han jugado en tres segmentos específicos: por un lado, las obras públicas, especialmente en el desarrollo de Bogotá.



El nuevo sistema de transporte masivo TransMilenio y otras obras de infraestructura se llevaron más de la mitad de la producción de las empresas. Otro nuevo segmento es el auge de las grandes superficies, que han construido 175.000 m2 en nuevos hipermercados . Así, Carrefour, Exito, Vivero o Carulla son grandes consumidores de productos de acero, en especial planos, como techos o estructuras. La vivienda de interés social ha sido una alternativa en el tema de sustitución de elementos convencionales. Las estructuras livianas están desplazando otros consumos. A su vez, la producción del sector metalmecánico viene cayendo desde 1996.



En el campo internacional, Estados Unidos es el importador más grande del mundo con 34,4 millones de toneladas y el tercer productor.



Las oportunidades que se vieron



Las empresas colombianas empezaron un reacomodo de la industria, salvo en el caso de Acerías Paz del Río. Una de las principales movidas empresariales fue la adquisición de Simesa por parte de Sideboyacá por más de $25.000 millones. Con ella, el Grupo Mayagüez (Aceros Diaco) consolida su posición, pues con estas dos empresas, además de Sidelpa, Sidecaribe y Sidemuña, compite en volumen contra nuevos jugadores internacionales y se enfoca en la exportación. El modelo que Mayagüez empieza a operar es similar al de la alianza Team en grasas, en cuanto a la especialización de sus plantas. Este negocio es de alta eficiencia y bajos márgenes. Ahora, por ejemplo, Sideboyacá realiza toda la fusión de producto y alimenta con palanquilla las otras siderúrgicas, mientras Simesa es solo productor de laminación y canceló su operación de acería.



Este cambio de mentalidad, al pasar de una economía cerrada a una abierta, obligó a los empresarios a replantear su estrategia y a mirar con mayor decisión los mercados externos. Tubo Caribe, con su tubería para oleoductos, enfocó sus esfuerzos al mercado internacional, al igual que Tubo Colmena, a pesar de estar ubicada en el centro del país.



Proyecto fallidoLas obras públicas en Bogotá le abrieron una nueva posibilidad de negocio al sector. 'El efecto Peñalosa', como lo llaman algunos empresarios, les permitió sortear en parte la crisis de la construcción y dedicar cerca del 60% de su producción a esta nueva infraestructura.



Las oportunidades que vendrán



Ante la decisión de Estados Unidos, empresas como Tubo Caribe se verían afectadas por sus exportaciones a ese país. Sin embargo, según el Ministerio de Comercio Exterior, al tener menos del 3% del comercio del país receptor, no aplican las salvaguardias. Paradójicamente y en medio de sus dificultades, Acerías Paz del Río podría fortalecer su liderazgo local.



La gran oportunidad para el sector está en desarrollar una estrategia de cadena, más aún con la proximidad del ALCA. La tendencia de las grandes empresas de tercerizar la fabricación de sus productos, para dedicarse a la investigación, desarrollo, tecnología, mercadeo y al manejo de la marca, toma cada vez más fuerza. Para Juan Manuel Lesmes, de la Cámara de Fedemetal, el futuro está en engancharse en estas cadenas internacionales. Los ensambladores y subensambladores necesitan continuos proveedores. Colombia jugaría un papel importante con dos ventajas: tendría acceso a la tecnología y operaría con estándares de calidad mundial. En el país ya avanzan dos programas en este sentido y en el modelo de capacitación para las empresas: partes para oleoductos y autopartes.



Gracias al éxito e imagen que ha tenido la transformación de Bogotá, algunas ciudades del país y del exterior, como Bucaramanga, Cali, Quito o Lima, han anunciado que adoptarían modelos similares, en especial, en el caso de TransMilenio. Las estructuras de los puentes, los portales y las estaciones, además de la construcción, son una oportunidad en nuevos destinos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.