| 6/8/2006 12:00:00 AM

Aceites y grasas

Argentina se consolida como productor y exportador líder de aceites y grasas en la región. Colombia debería aprender algunas de sus mejores prácticas industriales.

Las ventas del sector de aceites y grasas disminuyeron 10%, en buena medida por una reducción de los precios de las materias primas, lo que permitió vender el producto a precios más reducidos. El promedio anual del precio del aceite crudo de palma local cayó 23% en 2005 respecto a 2004 y el precio diario del aceite de soya en la Bolsa de Chicago bajó en promedio 16%, lo que aunado a la revaluación del peso, hizo que la soya redujera su precio alrededor del 25%, afirma Hernán Guerrero, vicepresidente financiero de Alianza Team.

De hecho, esta firma redujo este año sus ingresos alrededor del 15%, un 5% adicional al promedio de la industria; primero, porque la reducción en el precio de las materias primas tuvo un impacto directo, pues Team es líder en el negocio de grasas industriales, y segundo, porque su estrategia se orientó a retirarse parcialmente de los negocios de mantecas vegetales de consumo masivo y bidones —presentaciones de 20 litros—. No obstante, las utilidades operacionales arrojaron buenos resultados porque "pasamos de una participación del 62% a una del 64% de las utilidades operacionales de esta industria y el sector industrial registró utilidades sobre ventas netas del 0,3%", agregó Guerrero.

En comercio exterior, los aceites y grasas redujeron sus exportaciones al pasar de US$144,5 millones en 2004 a US$130,8 millones en 2005, según el informe de Tendencias y Prospectivas del Macrosector de Agroindustria de 2005 de Proexport, lo cual equivale a una caída de 9,5%. El descenso en las exportaciones se explica principalmente por la reducción en las ventas hacia países como Perú y Venezuela, porque disminuyó el número de licencias otorgadas para este sector, y México —especialmente en oleína y estearina— porque las exportaciones provenientes de Ecuador entran sin arancel.

Hacia el exterior

Si Colombia quiere conquistar un mercado regional, debería moverse rápido. Las empresas argentinas están entrando con fuerza en todos los países latinoamericanos, especialmente en los de Mercosur por las preferencias arancelarias.

Las principales ventajas competitivas de estas empresas frente a las colombianas son su infraestructura y eficiencia del transporte, las industrias que tienen capacidad de producción en escala y sus ventajas naturales como la fertilidad de sus tierras.

Por esto, algunas empresas están pensando en desarrollar actividades productivas fuera de Colombia, "basándose preferiblemente en adquisiciones y/o fusiones pero sin descartar nuevas alianzas", dice Guerrero. De hecho, Alianza Team proyecta el inicio de sus actividades comerciales en Estados Unidos porque las oportunidades que presenta este mercado son muy atractivas, no solo por la firma del TLC, sino por el cambio en las normas de etiquetado de los productos alimenticios, normas que dan ventajas comparativas a productos desarrollados.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?