| 6/10/2005 12:00:00 AM

Aceites y grasas

Aunque el país tiene una posición privilegiada en su industria de aceites y grasas enfrenta dificultades externas e internas que no permiten desarrollar todo su potencial.

En los últimos 7 años, el sector de grasas y aceites se concentró en jugadores de gran tamaño entre los que se destacan la Alianza Team (Grasas S.A., Acegrasas, Fagrave y Gravetal), el Grupo Grasco y Lloreda Grasas S.A. Estas empresas adoptaron una estrategia de reducción de costos para hacerle frente a una caída general del consumo nacional de alimentos que afecta sus ventas industriales y a los compradores mayoristas, como también para competir en un entorno internacional cada vez más difícil. Colombia es el principal productor de aceite de palma de América Latina y está en los primeros lugares a escala global, detrás de Malasia e Indonesia que producen casi el 80% del aceite del mundo. Con todo, la industria nacional de aceites no es competitiva y tiene precios 46% superiores al de Malasia, líder mundial.

En el contexto regional, hay importantes tareas por realizar. Camilo Caicedo, presidente de Fecolgrasas, explica cómo la Comunidad Andina le ha cerrado las puertas al producto nacional. Venezuela estableció un gravamen aduanero de 29% y Perú de 12%. "La Comunidad Andina tiene frenada la expansión internacional del sector. En estos momentos se está negociando con el sector venezolano", explica Caicedo. Por otra, Ecuador se está constituyendo en una fuerte amenaza para Colombia. Este país logró negociar preferencias arancelarias con Brasil, Argentina y Paraguay para la importación de aceite de soya crudo, al punto de que Colombia está importando producción de este país pues en 2004 fue 13% más barato y, además, Ecuador logró acuerdos con Chile y México para vender aceites, según la Alianza Team.

Respecto al TLC con Estados Unidos, se podrían generar oportunidades, pues ese país va a exigir, desde 2006, indicar el nivel de ácidos grasos y Colombia puede ofrecer aceite de palma con un mínimo contenido de ellos (ver artículo de Palma, página 94). Según Mauricio Campillo, presidente de la Alianza Team, en este escenario, Estados Unidos podría comprar 1,5 millones de toneladas de aceite vegetal, casi tres veces la producción nacional. "Hay que aprovechar la oportunidad para corregir los errores del pasado y permitir que los productos colombianos de mayor valor agregado base palma tengan acceso a este mercado", dice Campillo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?