| 1/21/2005 12:00:00 AM

Acciones<br>Otro buen año

Las acciones colombianas han sido la mejor opción de inversión en los últimos tres años. Los analistas esperan alzas en 2005, pero ¿qué tanto podrán seguir subiendo?

Quienes invirtieron su dinero en una canasta de las acciones más significativas de la Bolsa de Valores colombiana, consiguieron el año pasado una rentabilidad de 85%. No muchos negocios pueden mostrar semejante retorno. Con este resultado, los precios de las acciones que mide el índice de la bolsa -el IGBC-, completaron tres años consecutivos de alzas superiores al 40%.

La extraordinaria utilidad se puede ver mejor en empresas individuales, como Mineros de Antioquia, cuyas acciones subieron el año pasado 185%, Coltabaco (171%) y Bavaria (110%).

Los inversionistas se preguntan si en 2005 hay espacio para otra valorización de ese estilo, porque si lo hubiera, la recomendación de inversión del año sería -sin duda- aumentar la proporción de acciones en casi cualquier portafolio. La opinión de los expertos es que habrá nuevas alzas, pero no tan acentuadas como en el pasado.



Soporte del alza

Varias razones explican el excelente resultado de las acciones en los tres años recientes.

De una parte, las empresas inscritas en bolsa empezaron a dar utilidades por efecto de la recuperación de la economía, lo cual mejoró el atractivo fundamental del mercado bursátil.

Las bajas tasas de interés internacionales y domésticas y la revaluación del peso también favorecieron la inversión en acciones. Así, reaparecieron inversores nacionales y extranjeros, que con su demanda presionaron los precios al alza. A su turno, el alza mejoró la rentabilidad del mercado y atrajo más demanda, con lo que se configuró una espiral que ha resultado virtuosa hasta ahora, en el sentido de que los precios han mantenido una tendencia creciente.

Lo que pase en adelante depende de la evolución de los intereses locales y en el exterior y de la tasa de cambio. Si las tasas de interés suben fuertemente, las acciones tienden a perder precio. Si el peso se devalúa mucho, las acciones también pierden atractivo, la demanda se reduce y los precios aflojan.

No obstante, algunos factores juegan en favor de las acciones en 2005. Los fondos de pensiones compraron papeles de renta variable en volúmenes sin precedentes.

En octubre último, el 8% del portafolio de inversiones de los fondos de pensiones obligatorias estaba representado en acciones ($1,5 billones del total de $24,7 billones). Si decidieran mantener el porcentaje, comprarían cerca de $350.000 millones cada mes, lo que sin duda animaría cualquier rueda de la Bolsa.

Por supuesto, una retirada de los fondos tendría también consecuencias bastante negativas.

De otra parte, la posibilidad de que haya más compras y fusiones de empresas como las que protagonizaron Coltabaco y Philip Morris, Diaco y Gerdau y Bancolombia y Conavi, es un factor que dinamiza el mercado.

Adicionalmente, en este año, al parecer habrá un reparto de dividendos mayor a los del año pasado, con lo cual aumentará la rentabilidad de esta inversión que se compone de la valorización y el dividendo.

Santiago Isaza, analista de Suvalor, calcula que los dividendos que se decretarán en marzo subirán la rentabilidad de las acciones por dividendos pagados alrededor de 15%. Nada malo comparado con 8% a 15% de 2004.

Con cautela

Paul Weiss, de Corredores Asociados, espera que los precios suban en 2005. Considera que las empresas colombianas están subvaloradas frente a otras de la región. Según Weiss, las razones de precio/valor en libros, precio/utilidades y rentabilidad por dividendo hasta junio de 2004 se ubicaban en el último o penúltimo lugar en América Latina. Si la percepción de seguridad en el país continúa y la economía se sostiene, estos indicadores deberán acercarse a los promedios de la región, lo que se traduciría en alzas en los precios.

Otros, como Felipe Gómez, del fondo de pensiones y cesantías Protección, cuestionan esta percepción, dada la relativa pequeñez del mercado colombiano frente a otros de la región. Para Gómez, el mercado colombiano es todavía demasiado ilíquido como para justificar las cifras vistas en otros países latinoamericanos. "Después de las espectaculares alzas de los últimos tres años, lo más aconsejable es la prudencia. Debe mirar con cuidado las empresas en las que va a invertir", afirma.

La prudencia siempre es buena consejera en acciones. Las euforias que atraen demandantes al mercado bursátil aumentan la probabilidad de crear una burbuja especulativa, que se produce cuando los precios del mercado son superiores a los precios fundamentales de la acción, es decir, a los que se generarían con un nivel razonable de utilidades y dividendos.

Por eso es tan importante verificar las condiciones financieras y la estrategia de las empresas en las que se va a invertir. Hoy se sabe que los bancos tendrán buenas utilidades este año, por eso, ese sería un sector para considerar.

Sin embargo, "más que sectores, lo más importante son las empresas dentro del sector", dice Weiss. En la construcción, la suerte de las cementeras dependerá de las obras públicas. Entre las inversoras, Suramericana es atractiva por su íntima relación con el sector financiero y con Inversiones Nacional de Chocolates, que se expandió en Centroamérica y entre las empresas públicas, ISA está ganando licitaciones en la región. De otra parte, en el comercio, la fuerte competencia les resta atractivo a los títulos.

Pero así como conviene saber dónde entrar, hay que entender cuál es el momento para vender. Los expertos sostienen que esta decisión se debe tomar cuando cambie algo importante en la compañía que afecte sus ganancias en el futuro y mientras el precio de la acción está demasiado alto, más allá de lo que realmente vale.

En síntesis, las acciones serán de nuevo el mercado con los retornos más atractivos, aunque probablemente, salvo por episodios especulativos, no serán tan elevados como los de 2004. Quien desee estar allí, tiene que entender el riesgo y estudiar con cuidado las empresas en las que quiere invertir. En esto de las acciones, hay que tener presente que nunca hay cielos completamente despejados.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?