| 1/23/2004 12:00:00 AM

Acciones<br>Buenos tiempos

El optimismo respecto al crecimiento de la economía lleva a esperar rendimientos atractivos para las acciones.

El año 2004 empieza con un panorama atractivo para la inversión en acciones.

En Colombia, la inversión en estos papeles fue una de las alternativas más rentables del mercado en 2003, con una valorización que superó el 45%. Para 2004, los rendimientos serían menores, pero de todas formas sobresalientes (se estima que podrían alcanzar el 35%). Las expectativas de un crecimiento económico de 3,4%, que estaría acompañado de un aumento en las utilidades empresariales, explicarían lo anterior, siempre y cuando haya una relativa estabilidad en variables como el precio del dólar y las tasas de interés. La reforma tributaria, que no gravó la utilidad en venta por acciones, es favorable.

Los indicadores básicos muestran que hay espacio para mayor valorización. El precio en bolsa sobre valor en libros es 0,9, evidencia de que el mercado aún no reconoce siquiera el valor que las empresas tienen en la contabilidad. Por su parte, el precio en bolsa sobre la utilidad por acción es 12, cuando en Estados Unidos lo normal es que una acción valga 16 veces la utilidad anual por acción. La recomendación para las acciones es invertir en sectores como financiero, cementero y textil y empresas como Bancolombia, Coltejer, Banco de Bogota y Cemento Argos.

Por su parte, en Estados Unidos las perspectivas también son positivas. Luego de las rentabilidades que otorgaron las acciones en 2003, cuando el índice Standard & Poor's se valorizó más de 26%, la confianza en la bolsa se ha recuperado. Las perspectivas de un crecimiento en la economía estadounidense de 4,5%, el hecho de que la amenaza del terrorismo mundial se haya calmado, el repunte de la demanda, la caída del desempleo y la mayor productividad favorecen la inversión en estos papeles. La depreciación del dólar, mientras dure, también dinamizará las exportaciones y la competitividad.

Aunque el panorama es halagador, no hay que ser demasiado optimistas. El crecimiento en las ganancias debería ser menor que en 2003. Según los analistas, las acciones en Estados Unidos podrían rentar 9% que, sumado a una devaluación de 8%, daría una rentabilidad en pesos de 18%. La recomendación es invertir en sectores como energía, tecnología y farmacéuticos.

En Europa, las acciones pueden ser una alternativa interesante para diversificar el portafolio, pero es necesario tener cuidado. La economía europea crecerá en 2004 cerca de 1,9% por encima del 0,5% que creció en 2003, por lo que se esperan mayores utilidades de las empresas. Si bien en el corto plazo la revaluación del euro favorece este tipo de inversiones, la tendencia de las tasas de cambio se puede modificar a medida que suban las tasas de interés en Estados Unidos, algo que puede ocurrir de manera gradual y cuyo efecto se sentiría al final del año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?