| 1/21/2011 12:00:00 AM

A la fija

Los papeles atados a la inflación se abren paso en el primer semestre.

La renta fija puede ofrecer buenas oportunidades, pues permite al inversionista aprovechar las coyunturas de cambio en el entorno y de ajuste en el manejo de las políticas monetarias de los gobiernos.

La sorpresiva inflación de fines de 2010 ha generado un aumento de las expectativas sobre crecimiento de los precios en los primeros meses de 2011. Algunos temen que la inflación pueda alcanzar hacia mayo el techo del rango meta del Banco de la República (entre 2% a 4%).

Los expertos recomiendan en este comienzo de año optar por papeles indexados a la inflación (IPC o UVR) para aprovechar este incremento, como los títulos de deuda corporativa y algunos papeles del gobierno TES de corto plazo, "como los que vencen en agosto de 2012 y abril y noviembre de 2013, que podrían estar subvalorados", dice José Fernando Restrepo, director de investigaciones económicas de Interbolsa.

En la medida en que la inflación comience a moderarse, los analistas recomiendan pasarse a tasa fija para anticipar el cambio de postura en la política monetaria del Emisor. En particular, los papeles del gobierno TES de mediano y largo plazo (como los "junio de 2016 y julio de 2020", según Restrepo), pueden ser atractivos.

Es clave estar al tanto de la evolución de la inflación, información útil para anticiparse a los movimientos de la tasa de interés de referencia que haga el Banco de la República, los cuales inciden sobre el comportamiento de las tasas de descuento en el mercado de renta fija y, por ende, sobre el precio de los papeles.

A más largo plazo, ante la expectativa de una inflación controlada, Jhon Jairo Ramírez, analista de Bolsa y Renta, recomienda papeles como Bonos IPC de Ecopetrol a 2040, Bonos EPM de 2030 y Bonos pensionales de 2014 en adelante: ofrecen una tasa real atractiva con un riesgo de crédito muy cercano al de la deuda pública.

Dado que comprar este tipo de papeles requiere inversiones muy grandes y gran conocimiento, se puede optar por carteras colectivas, donde se puede acceder con menores montos a la asesoría de expertos.

Evite la renta fija en el exterior

Con las bajas tasas de interés en el mundo y la revaluación esperada, hay que evitar la renta fija en los mercados internacionales. Por ejemplo, la tasa de rendimiento de un papel del Tesoro de Estados Unidos a dos años se sitúa alrededor de 0,6% y a diez años en 3,25%, lo cual no compensa la revaluación esperada de la tasa de cambio del 10%. Tampoco se recomienda la renta fija en Europa.

Se podrían buscar mayores rendimientos en bonos soberanos y corporativos de mercados emergentes en moneda local. "Países donde no se esperen incrementos en las tasas de interés durante 2011 y no haya fuertes procesos de apreciación como, por ejemplo, México", dice Ramírez. Otra opción para buscar mayores rendimientos serían los bonos corporativos de Estados Unidos con calificaciones inferiores (especulativos) y cubrir el riesgo cambiario mediante swaps y futuros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?