| 11/26/2010 12:00:00 PM

3. Sofasa

Con una política participativa y de empoderamiento, sofasa consolida su cultura organizacional.

Apalancada en una sólida cultura organizacional, bajo el concepto arraigado de familia Sofasa, esta ensambladora se destaca en la medición de este año como uno de los mejores sitios para trabajar. Su caso es especial, pues si bien 2010 ha sido muy favorable para su operación, y cerrará con más de 40.000 unidades producidas, durante los dos años anteriores la coyuntura fue compleja. En 2009, la producción llegó a 25.000 unidades.

Esto significó una reducción de la planta de personal. “Cuando ellos salieron, les dijimos que íbamos a hacer todos los esfuerzos por crecer para reengancharlos y que no descansaríamos hasta que todos estuvieran de vuelta. Ya más de 400 trabajadores han regresado y trabajamos a doble turno. Aún falta una tercera parte”, explica el presidente de la compañía, Germán Camilo Calle.

El principal apoyo para sobrepasar la coyuntura de dificultades fue su cultura organizacional basada en varios pilares. Uno, una sola agenda, “no hay agendas individuales ni de áreas. Si a uno le va bien, a todos nos va bien”, explica Calle. Dos, una comunicación clara y transparente, a través de la cual el jefe de cada área es el principal canal para que la gente conozca la información.

“El jefe es jefe para todo: comunica, premia, reprende, guía, orienta y acompaña a los colaboradores”, agrega. Tres, la confianza. Y, finalmente, una política participativa y de empoderamiento. “En Sofasa no hay gente que piensa y otra que trabaja, todos pensamos y todos trabajamos”, agrega Calle. Diversas herramientas ayudan a cristalizar la estrategia. La primera, un sistema de ideas y sugerencias, que en promedio llega a 20 al año por persona y que son evaluadas en su totalidad. Y, la segunda, los grupos Kaizen. Son grupos de entre 5 y 8 personas que se reúnen para trabajar temas de competitividad enfocados en el eje estratégico del negocio. Más de 56% de los trabajadores de Sofasa participan de estos grupos proponiendo soluciones en tres áreas: operativas, administrativas y de proveeduria.

Sofasa encontró el camino del crecimiento: abrió nuevos mercados y capitalizó la dinámica al alza en Colombia. “En medio de las dificultades del pasado, sembramos y hoy estamos cosechando con el apoyo de la gente”, puntualiza Calle.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?