| 9/19/2003 12:00:00 AM

10 Tendencias de negocios

Estas son las tendencias que marcaron el rumbo y concentraron las mayores movidas empresariales.

A comienzos de la década del 90, el cambio de modelo económico basado en la protección y la sustitución de importaciones, a uno de mayor apertura comercial, cambiaria y financiera dio lugar a una nueva manera de hacer negocios en el país. De la noche a la mañana, el gobierno y el sector privado se vieron involucrados en esquemas de privatizaciones, capitalizaciones, titularizaciones, fusiones y adquisiciones, concesiones, entre otras, todos totalmente nuevos. Dentro de este dinamismo que se mantuvo durante buena parte de la década pasada, las bancas de inversión y las firmas de abogados y de consultoría surgieron como el gran soporte de este proceso. El cambio llegó a todos los sectores con grandes avances sobre todo en telecomunicaciones, energía, comercio, medios, tecnología e industria. Aquí presentamos las tendencias más importantes de la década, las que abrieron el camino hacia una Colombia más moderna e inmersa en el mundo desarrollado.

 •Creación de los Fondos de Pensiones y Cesantías
  US$8.571 millones

Es el portafolio actual que controlan las Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías.

El impacto en la economía de estos nuevos jugadores es monumental. En la actualidad, administran un portafolio cercano a los $24 billones, que crece al 3% mensual. Estos fondos se han constituido en los principales inversionistas institucionales del país y en la principal fuente de inversión de largo plazo. Es más, son el financiador más importante del gobierno (la mitad del portafolio está invertido en TES) y de muchos otros negocios. Son la base para el desarrollo y consolidación del mercado de capitales colombiano. Con seguridad serán los principales actores de los negocios en la próxima década.

Aunque inicialmente eran 17 administradores de fondos, hoy quedan 6 grandes jugadores. Entre las transacciones más importantes que se dieron en este sector están la compra de Davivir y Colmena por el Grupo Santander de España (US$140 millones), la compra a Colpatria de Horizonte por parte del BBVA (US$70 millones) y la compra de Colfondos por parte del Citi (alrededor de US$50 millones).

 •Auge de Cusiana y Cupiagua
  15%
De las exportaciones y cerca del 5% del PIB llegaron a significar estos proyectos.

Aunque el descubrimiento de Cusiana ocurrió en 1989, este campo comenzó su producción en firme en 1992. Junto con Cupiagua, representa el mayor descubrimiento que ha tenido el país, con 1.300 millones de barriles en reservas. Estos campos alcanzaron su pico de producción en 1999 con más 400.000 barriles diarios, lo cual marcó un récord histórico de producción en el país. Han producido cerca de 700 millones de barriles, es decir, cerca del 50% de sus reservas. La inversión del proyecto por parte de los socios, Ecopetrol, BP, Triton y Total superó los US$7.000 millones.
 •Concesiones de celulares
  US$1.179 millones
Es el monto que pagaron Celumóvil (US$605 millones) y Comcel (US$574 millones) por la operación de telefonía celular en el país.

La primera y más importante inversión privada en el sector de telecomunicaciones en Colombia fue en las concesiones para la operación de la telefonía móvil por celulares en 1994. Por tratarse de una licitación pública, representó una transacción nueva y transparente. Esta transacción dio paso a un sector de comunicaciones más dinámico, además de que representó el primer paso hacia el fin del monopolio estatal que tenía Telecom.
 
 •Televisión privada
  US$660 millones
Es la cifra que pagaron los canales privados de televisión entre licencias, intereses y montaje.

City TV: US$50 millones entre licencia, equipos y capital de trabajo.

RCN Televisión: licencia US$95 millones, montaje US$150 millones.

Caracol Televisión: licencia US$95 millones, montaje US$185 millones.

Hasta 1997, las posibilidades en materia de televisión se limitaban a dos canales nacionales, algunos regionales y otros pocos por suscripción. La llegada de la televisión privada transformó esta realidad y se consolidó un nuevo esquema de televisión más variada y atractiva. A raíz de la participación de los canales privados se fortalecieron también las exportaciones de productos colombianos. A la fecha, RCN ha vendido cerca de US$46 millones de sus programas en el exterior, en tanto que las ventas de Caracol ascienden a US$12 millones.
 •TransMilenio
  US$1.315 millones
Es la inversión pública y privada que ha implicado e implicará la implantación total en Bogotá del sistema TransMilenio.

La inversión ejecutada hasta ahora es de US$600 millones en la construcción de las troncales de la Caracas, Autopista Norte, Calle 80 y Avenida de las Américas y en cerca de 547 buses y 269 alimentadores. En los próximos 2 años, entrarán otros 253 buses, 120 alimentadores, una segunda empresa de recaudo, y se iniciará la construcción de las troncales de las avenidas Suba y Norte Quito Sur, lo cual demandará inversiones adicionales por US$715 millones.

El sistema que moviliza cerca de 780.000 personas al día, transformó la ciudad y la industria del transporte público. Entre los beneficios del sistema están la generación de empleo (4.600 empleos permanentes en la operación y 15.000 durante la construcción), el aumento de la velocidad (de 12 a 26 Km. por hora), la menor accidentalidad (de 67 a 7 muertos por año) y la menor de la contaminación (en cerca de 35%). El sistema se ha convertido en ejemplo para otras ciudades colombianas y del exterior.
 •Privatización de puertos.
  US$ 4.405 millones
Es el ahorro anual por disminución de costos portuarios, costos de inventario y fletes que le ha traído la privatización a los usuarios

En 1993, 5 puertos propiedad de la Nación y operados por Colpuertos fueron otorgados en concesión a las sociedades portuarias regionales de Tumaco, Buenaventura, Santa Martha, Cartagena y Barranquilla.

Con el modelo de concesiones portuarias, los puertos del país pasaron de ser un monopolio público, ejemplo de corrupción, sobrecostos e ineficiencia a un modelo de gestión reconocido en América Latina. Con la privatización de los puertos, el valor real de las tarifas disminuyó en 52%, quedando a niveles competitivos internacionales; los fletes se redujeron y el desembarque promedio de una mercancía se redujo de 10 días a 12 horas, gracias a modernas tecnologías, infraestructura y equipos de última generación. El estado ha dejado de perder y ha recibido el pago por contraprestaciones portuarias de aproximadamente $65 mil millones al año, impuestos de renta y otros beneficios. La mayor productividad constituyo una de las bases del repunte del comercio exterior.
 •Concesiones viales
  US$600 millones
Es la inversión privada en carreteras en los últimos 8 años, mediante el esquema de concesiones.

Desde 1994 se han suscrito 15 contratos para la construcción (465,6 Km.), la rehabilitación (1.492,6 Km.) y el mantenimiento (2.533,9 Km.) de vias. De estos, 13 pertenecen a la primera generación y 2 a la segunda. El país ha ido aprendiendo. Mientras que en las primeras concesiones se garantizaban tráficos mínimos, ahora el concesionario asume más riesgos, en tanto que el gobierno brinda garantías reales y líquidas.
 •Consolidación del sector financiero
  60
Son los establecimientos de crédito actuales, luego de alcanzar un pico en el número de entidades de 140 en el 1995.

El sector financiero cambió radicalmente en la última década. La liberalización financiera permitió la llegada de entidades extranjeras como las españolas, Banco Santander que compró Bancoquia, y el BBVA que compró el Banco Ganadero. Además, se produjo la fusión del BIC con el Banco de Colombia, y la consolidación del Grupo Aval, a raíz de la compra del Banco Popular por la Organización Luis Carlos Sarmiento. La crisis financiera de 1999, por su parte, produjo la desaparición del 57% de entidades y puso en peligro todo el sistema.
 •Democratizaciones
  $375.046 millones
Es el valor total que representó las democratizaciones de ISA y la ETB.

Una de las causas de la poca profundidad del mercado de capitales en Colombia es la falta de cultura de las empresas para abrirse a nuevos accionistas. Aunque queda mucho camino por recorrer en este sentido, dos empresas dieron un primer paso en estos diez años. ISA realizó dos emisiones, la primera en noviembre de 2000 con la venta de 100 millones de acciones, y dado su éxito, un mes después emitió 15 millones más. En total, en la operación fueron demandadas 246,7 millones de acciones, equivalentes a $129.046 millones en ingresos. Luego en la democratización más grande que ha tenido el país, la ETB emitió 62.000 acciones con un resultado total de $246.000 millones.
 •Consolidación del comercio
  $1.979.000 millones
Es la inversión que han realizado las grandes superficies e hipermercados en los últimos años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?