| 11/27/2009 12:00:00 PM

03. Colcafé

Lograr que los colaboradores sientan orgullo, pertenencia y sentido de propiedad sobre Colcafé, es el resultado de una cultura organizacional centrada en el recurso humano.

"Por encima de todo, somos una organización que trabaja con seres humanos que son apreciados, motivados y comprometidos, que tienen un espacio de realización personal y laboral”. Con estas palabras, José Eusebio Arango, presidente de Colcafé, explica por qué esta filial del Grupo Nacional de Chocolates es una de las mejores empresas para trabajar.

El clima laboral está construido sobre tres pilares: la calidad humana, el respeto y la confianza, que se manifiestan en aspectos que van desde tener un ambiente de trabajo con espacios físicos seguros y agradables, hasta el hecho de que todos los colaboradores tienen su nombre personal marcado en forma relevante en su uniforme, lo que ayuda a generar una relación personalizada.

La compañía se caracteriza por tener espacios de participación y reconocimiento en los que se motiva la autoestima del colaborador para generar compromiso y hacerlo sentir parte de un grupo que fomenta la calidad de vida y la proyección personal.

Los procesos de participación ayudan a construir la generación de innovación, ya que se aprovecha la inteligencia colectiva de la organización para la generación de ideas, aportes, mejoras en procesos y desarrollo de mejores prácticas en los distintos trabajos. De esta manera, la empresa se retroalimenta con lo que los colaboradores transmiten a la organización. “Contamos con ellos y por eso sienten orgullo, pertenencia y sentido de propiedad”, recalca Arango.

La organización fomenta el trabajo en equipo, basado en el respeto, la camaradería y la  responsabilidad. Por eso, a los líderes se les anima a dar menos órdenes y a asesorar y acompañar más la labor de los colaboradores. “Somos una organización empoderada y con claridad en la actuación, donde todos saben qué tienen que hacer, qué decisiones tomar y cómo aportar a la organización. Eso lo hacemos con tremendo respeto a la persona como seres humanos y motivando el equilibrio entre la vida laboral y la familiar”, señala Arango.

En el último año, y gracias a proyectos especiales que le han permitido aumentar sus exportaciones en un 70%, Colcafé logró incrementar su planta de personal en cerca de 300 personas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?