| 11/1/1997 12:00:00 AM

FUERZAS DEVALUACIONISTAS

FUERZAS DEVALUACIONISTAS
1. La desconfianza en el campo político y social. Para los próximos meses se esperan múltiples situaciones de enorme incertidumbre. La decisión de Estados Unidos de certificar la lucha de Colombia contra el tráfico de drogas, las elecciones de marzo, las elecciones presidenciales, además del anuncio de cualquier cancelación de visa a candidatos o cualquier ataque guerrillero de cierta magnitud. Es muy probable que con cada uno de estos acontecimientos se generen movimientos que tiendan a elevar la tasa de cambio a su techo.



2. Posibles cambios en los signos de los flujos externos de capital. Si la crisis de los mercados de valores del sudeste asiático se interpreta como si fuera general a todos los mercados emergentes, es posible que el exceso de oferta de recursos financieros para Colombia disminuya. Y si esta disminución de flujos representa movimientos cambiarios en países como Brasil, Venezuela y México, la presión por movimientos de la tasa de cambio en Colombia será mayor.



3. Las presiones del mercado de trabajo y de la actividad económica. En la medida en que el desempleo continúe aumentando o la situación económica no mejore como lo prevé el gobierno, o las presiones inflacionarias impidan que el Banco de la República continúe con su actual política monetaria expansionista, la tasa de cambio tenderá a ser valorada como un instrumento de reactivación económica y del empleo, y con ello los exportadores tenderían a fortalecer su capacidad de influencia política.



Las anteriores fuerzas revaluacionistas y devaluacionistas pueden generar diferentes escenarios que dependen de la evolución de la política macroeconómica.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.