| 8/1/1995 12:00:00 AM

EL TEMIDO SOROCHE

EL TEMIDO SOROCHE
El soroche es uno de los más grandes peligros del montañismo en las caminatas extremas, causado por ascender demasiado rápido las alturas, lo que no permite que el cuerpo se aclimate. Los problemas empiezan a 2.500 metros y se vuelven más severos a medida que se adquiere mayor altura. Existen varios tipos de soroche, siendo el más común el soroche agudo, que es el mayor problema de escalar montañas. Los síntomas más frecuentes son dolores de cabeza, mareo, pérdida del apetito, náusea, insomnio, debilidad y vómito. Si los síntomas son suaves no hay motivo de alarma. Se debe suspender el ascenso, observar cuidadosamente a la víctima, darle bastante líquido y dejarla descansar. Si no se mejora al cabo de algunas horas, descienda a una altura inferior. Esto es particularmente importante si los .síntomas son más graves.

Desciendan inmediatamente y ayuden a la víctima a evitar esfuerzo excesivo cargando su morral o, si es necesario, llevándolo a cuestas. Con frecuencia el descender algunos cientos de metros es suficiente para aliviarse considerablemente. Bajen aún más y descansen unos dos días. No se arriesguen con el soroche. Muchas personas han muerto porque no hicieron caso de los síntomas iniciales y continuaron el ascenso. El soroche se puede evitar aclimatándose gradualmente. Tómelo con calma los primeros días, descanse y disfrute del paisaje. Tomar mucho líquido y una dieta rica en carbohidratos ayudan a aclimatarse. El soroche es completamente impredecible. No existe ninguna regla en cuanto a quién es susceptible. La juventud y la buena forma no son ventajas. Además, los que no han tenido problema en las grandes alturas pueden padecer el soroche en altitudes considerablemente menores.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.