| 10/1/1995 12:00:00 AM

¡...y olé!

La cadena española más grande de hoteles expande sus operaciones en Colombia.

Para los visitantes y turistas de la zona cafetera del Viejo Caldas que buscan la mejor atención, el Hotel Meliá Pereira ha sido paso obligado por su tradición y comodidad. Con 202 habitaciones y 404 camas disponibles, es además uno de los de mayor capacidad.

El hotel, fundado en 1984, inicialmente tuvo capital de origen mixto, español y colombiano. El primero, a la cabeza de don José Meliá, fundador de la cadena española de Hoteles Meliá, y el nacional, con el Banco Cafetero y accionistas risaraldenses que eran los mayores partícipes. Actualmente pertenece al Sindicato Antioqueño, que lo adquirió hace 4 años, pero la operación del hotel es realizada por el Grupo Sol de España, la más grande cadena de hoteles en la península ibérica. El Grupo Sol compró la cade

na de Hoteles Meliá, de don José, en 1988, que tenía a cargo la operación del Meliá Pereira. Labor que realiza el grupo desde entonces y que implica no sólo administrar el hotel sino manejar el sistema de reservas con las agencias de viajes y demás hoteles de la cadena a nivel mundial, para asegurar el constante flujo de visitantes durante el año.

Además del Meliá Pereira, hasta este año en Colombia no existían más hoteles operados por el Grupo Sol, pero la incursión del grupo en el continente americano durante la década de los 90, con la

apertura de hoteles en varios países como México, Cuba y Brasil, ha llevado a que en Colombia no se queden atrás nuevos proyectos.

El primero, es el recién inaugurado "Meliá Santafé", el segundo hotel con el nombre de la compañía, que está ubicado al norte de Bogotá, en la avenida Pepe Sierra (calle 116) entre la carrera 15 y la avenida 19. El hotel, aunque no es operado directamente por el Grupo Sol, tiene la concesión de una franquicia. Los propietarios, de los cuales uno de los accionistas mayoritarios es el actual rector de la universidad del Rosario, Mario Suárez Melo, operarán el hotel de acuerdo con los estándares de la cadena a nivel mundial, además de contar con la ventaja de estar asociados a un sistema de reservas internacional manejado por el Grupo Sol y

comercializarse como parte del grupo. Este nuevo hotel de sólo 53 habitaciones, busca satisfacer principalmente a ejecutivos y gente de negocios.

Otro proyecto que está en marcha es la construcción de un hotel ejecutivo en Cali, el "Meliá Cali", que tendrá 89 habitaciones. Ubicado al norte de la ciudad, cerca a la antigua Tercera Brigada, en la actualidad se está finalizando la estructura de 12 pisos del hotel, que según las proyecciones estará terminado a finales de 1996, para entrar en funcionamiento en 1997. Este, al igual que el de Pereira, será operado directamente por el Grupo Sol.

Junto a los anteriores, se está realizando la ampliación del Meliá Pereira, con 100 habitaciones nuevas, que aunque están parcialmente construidas, todavía no se ha definido su entrada en operación, lo cual depende de la evolución del turismo local para los próximos años.

También hay un proyecto que no ha madurado, el "Bogotá Sol", el segundo hotel del grupo en Bogotá. Ubicado en la paralela de la Autopista Norte con calle 116, lleva paralizado más de diez meses por dificultades en la adjudicación de la licencia de construcción, debido a

que la zona es residencial y no se permite la incursión de una actividad comercial como la del hotel.

Pero para los años venideros las perspectivas del Grupo Sol giran en tomo de otro segmento del mercado, el turismo recreacional. La construcción de resons, como uno en la Guajira con las características de los existentes en las islas del Caribe, y la iniciación de otro hotel posiblemente en San Andrés, hacen parte de los proyectos a largo plazo.

1 Grupo Sol, que adelanta estos proyectos en Colombia, comenzó en 1956 con la explotación de un hotel de 60 habitaciones en la ciudad de Palma de Mallorca, ubicada en las Islas Baleares, territorio español. Durante veinte años, Gabriel Escarrer (actual presidente y socio mayoritario) junto con su familia, lograron conformar un pequeño grupo de establecimientos, operando con el nombre de Hoteles Mallorquines, que a partir de 1976 cambió su razón social por Hoteles Sol. Pero fue en la segunda mitad de la década de los ochenta cuando se dio el gran salto, con la compra de Meliá y pequeñas cadenas españolas como Hotasa, que por primera vez le permitieron tener presencia a nivel internacional. Especialmente el caso de Meliá, que con anterioridad tenía establecimientos operando en México, Venezue

la, Colombia y algunos países de Europa y Asia.

En la actualidad, el Grupo Sol cuenta con 175 hoteles, repartidos en veinte países del mundo, que lo posicionan entre las quince cadenas más grandes. Todos éstos operando en cuatro marcas: Meliá, Sol Hoteles, Sol Inn Hoteles y Prima Sol. De éstas, Meliá y Sol Hoteles conforman el grueso de la cadena con 166 hoteles, el 95% del grupo. Las otras dos, Sol Inn y Prima Sol, inauguradas en los últimos dos años, operan actualmente sólo en Europa y Asia.

La mayoría de los hoteles del grupo están todavía ubicados en España, con 125 establecimientos, que lo posicionan como la primera cadena hotelera de ese país. En América Latina, por otro lado, cuentan con 23 hoteles, ubicados en Brasil, Cuba, México, Venezuela, República Domi

nicana y nuestro país, además de tener dos hoteles en el estado de la Florida, en Estados Unidos.

Para finalizar 1995, el Grupo Sol estima tener 27 nuevos establecimientos operando alrededor del mundo, para un total de 202 hoteles. Colombia, uno de los países objetivo de la expansión del grupo en América, tiene un mercado hotelero que se caracteriza porque el 80% de los ingresos del sector los aporta el turismo nacional, mientras que el restante porcentaje corresponde a viajeros extranjeros, constituidos principalmente por hombres de negocios.

Pero el turismo foráneo que viene exclusivamente de vacaciones se está fortaleciendo desde hace varios años en Colombia, principalmente por la política de "cielos abiertos". Se estima que finalizado el presente año, hayan entrado al país un millón y -medio de extranjeros, cifra récord en quince años, según Cotelco.

Las posibilidades de expansión de este turismo ha influido en la decisión del Grupo Sol de desarrollar nuevos proyectos en Colombia, sumado a las características geográficas propias del país, como el clima constante del trópico y la variedad de paisajes naturales existentes, este último esencial en el turismo contemporáneo, que busca el contacto con la naturaleza.

La realización de nuevos proyectos por las cadenas hoteleras ya existentes y la entrada de nuevas cadenas internacionales, incrementó vertiginosamente la oferta hotelera en los últimos años, de modo que en 1994 entraron a operar 2.400 habitaciones nuevas, mientras que entre 1981 y 1991 sólo se inauguraron un número cercano a 1.000.

De este modo, aunque el mercado es cada vez más competido, para Fermín Cabello, director general de Meliá en Colombia, las perspectivas en el país son muy favorables, no sólo por las razones antes mencionadas sino porque además de los tradicionales destinos turísticos como Cartagena, todavía existen en el país muchos lugares vírgenes por explotar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?