| 7/1/1994 12:00:00 AM

Viaje a las estrellas

El desarrollo tecnológico en el mundo de los computadores y de las comunicaciones va más rápido que la capacidad de asimilación de los usuarios. El horizonte de posibilidades es infinito

Los usuarios de computadores vivimos sorprendidos ,de la velocidad con que la tecnología cambia. Estamos siendo testigos de tiempos de vida cada vez más cortos tanto de los productos terminados como de los componentes con los cuales éstos se construyen. Recordemos al IBM PC original, que databa del año 1981 y el cual albergaba en su interior un microprocesador Intel 8088, que permaneció casi incólume más de cinco años y conviviendo con el también hoy extinto 80286, el famoso AT, al final de su vida, como una tecnología alternativa: los 8088 eran para el hogar y el AT para los negocios. Lo mismo sucedía con la firma Apple que utilizaba microprocesadores Motorola.

Hoy, cuando apenas comenzábamos a familiarizarnos con el 80486 tenemos ya el Pentium de Intel y el PowerPC, desarrollado conjuntamente entre Motorola, IBM y Apple. Este último está construido con la novedosa tecnología RISC, en la cual se utiliza un número reducido de instrucciones para programar el microprocesador. Esta tecnología se había usado hasta ahora sólo en estaciones de trabajo que necesitaban un gran poder computacional. Las tecnologías actuales compactan 35 millones de transistores en un solo chip y alcanzan para mover el reloj del computador a velocidades de 150 Mhz (millones de ciclos por segundo). En 10 años se ha pasado de 0.5 MIPS (millones de instrucciones por segundo) en el IBM PC original a 40 MIPS en el 486DX-66. Muy pronto los computadores personales con más de un microprocesador en su interior serán comunes.

En poco tiempo se estarán construyendo múltiples procesadores en un solo chip y si a esto le agregamos que la velocidad de procesamiento seguirá aumentando, debido a un mejor diseño y a la continua miniaturización de los transistores, no es de extrañar que para el año 2000 tengamos velocidades de procesamiento bien por encima de los 500 Mhz. Este mismo paso mareador lo estamos viendo y viviendo en todas las tecnologías relacionadas con la computación.

Si miramos qué está pasando en el campo de almacenamiento de datos, nos encontraremos con una nueva tecnología para discos duros llamada GMR (magnetorresistencia gigante), basada en un fenómeno de variación de la resistencia eléctrica que exhiben muchos metales cuando son expuestos a un campo magnético. Lo que hace la nueva tecnología es magnificar este fenómeno y utilizarlo para sensibilizar las cabezas lectoras. La tecnología GMR logrará aumentar la capacidad de un disco duro 17 veces por encima de lo que permiten los métodos de fabricación actuales. Con esta capacidad ya es posible pensar en poner películas en el disco duro de su computador.

Pero las maravillas de la GMR no llegan hasta aquí. Esta tecnología puede también convertirse en un boom para las memorias internas de los computadores. La idea es usar la magnetorresistencia para almacenar información como pequeñísimos "pedazos de magnetismo". Esto difiere radicalmente de los chips DRAM (memoria dinámica de acceso aleatorio), que usan un capacitador para mantener información en forma de energía eléctrica. La ventaja: al contrario de las DRAM, la RAM magnética retendría información sin necesidad de energía eléctrica. No sólo permitiría esto reducir el consumo de potencia, sino que además posibilitaría a los computadores para almacenar programas y datos en su propia memoria interna, la cual es rápidamente accesible, en vez de tener que leer de discos, lo cual es mucho más lento.

El video es otra tecnología que está conquistando a la computación personal. Los nuevos sistemas permitirán mantener videoconferencias en vivo, añadir video a sus archivos de datos y mirar archivos de video en su escritorio. Estos sistemas han estado disponibles, pero a un considerable costo de compra, instalación e integración. Ahora, con precios que comienzan en US$2.500 para el Centris AV660 de Apple y US$5.000 para el Indy de Silicon Graphics, usted puede comprar un sistema listo para manejar video. En efecto, el video se ha vuelto prácticamente gratis y las implicaciones para el usuario son enormes.

Hasta hace poco sólo una fantasía de ferias mundiales o de caricaturas de los supersónicos, la comunicación por video está finalmente llegando como una herramienta de negocios seria. La integración del video con el computador personal ofrece mucho más que ver a la persona que está al otro extremo de la línea. Se podrán abrir canales más efectivos de comunicación entre individuos y grupos de trabajo. Paquetes de presentaciones, procesadores de palabra, bases de datos y aun hojas de cálculo apoyarán al video.



¿ Y QUÉ DE LAS REDES ?



A un en una industria acostumbrada a las exageraciones, es difícil entender la tormenta de hipérboles que rodea a la conocida tecnología ATM (modo de transferencia asincrónico). Concebida a principios de los ochenta como una tecnología para conmutar redes de teléfonos públicos, el ATM está siendo considerado actualmente como la clave para interconectar al mundo. El ATM es un método para separar los datos en paquetes de 53 bytes cada uno y transmitirlos de lugar en lugar en una red sobre una serie de interruptores. En su modo de operación se parece al trasbordador del Enterprise de "Viaje a las estrellas", en que los datos se separan en un punto, se transmiten a su destino y se reúnen nuevamente en el orden adecuado.

El ATM es un sistema universal: cualquier cosa puede entrar por un lado y salir por el otro. No hay limitación en cuanto al tipo de datos. El sistema ni sabe ni le importa qué hay dentro de los paquetes. Puede ser voz, audio, texto o una combinación de todos los anteriores. Cada tipo de datos posee diferentes características pero la tecnología está hecha para acomodar las diferencias. El ATM ofrecerá una conexión fácil y sin costuras entre su LAN (Red de Area Local) y la red pública de teléfonos con un casi ilimitado ancho de banda que posibilitará aplicaciones multimedia con audio y video de altísima fidelidad en tiempo real. La verdad es que esta tecnología hará bellezas, pero sólo cuando todas las piezas del rompecabezas encajen en su lugar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?