| 12/1/1997 12:00:00 AM

Unión a toda marcha

Jorge Londoño Saldarriaga, presidente del BIC, habla con Poder & Dinero sobre el estado de la fusión con el Banco de Colombia.

P Algunos afirman que el BIC-Bancolombia va a estar tan ocupado con la fusión, que no va a poder mantener el ritmo de las innovaciones financieras que impone la competencia.



R Eso no es verdad. La fusión toma tiempo en consolidarse, pero no le reduce el ritmo a las operaciones que llevamos. Le pongo un ejemplo.



En cuentas de ahorro, que no es nuestro fuerte, el BIC tiene un crecimiento de 105% entre octubre del 96 y octubre del 97. Esto sin ofrecer ninguna rifa. Las cuentas de ahorro del Banco de Colombia también están creciendo satisfactoriamente. Y el BIC no ha perdido el ritmo que trae desde hace dos años en el lanzamiento de productos como los de banca telefónica.



Además, permítame que le diga una cosa. No somos los únicos que estamos metidos en una fusión. Es el sistema el que está en plena transformación. Si esto genera problemas, nos afectan a todos.



P ¿Y cómo va la fusión?



R En este momento estamos en una de las etapas más delicadas, pues la decisión de fusión ya se ha tomado pero el cambio de las administraciones no ha ocurrido. Al tiempo que nos preparamos para recibir al Banco de Colombia, la administración actual tiene que tener el manejo, como responsable que es hasta el último día. De todas formas, la integración de las operaciones ya ha comenzado.



Por otro lado, esperamos tener ejecutado el negocio a comienzos del año entrante, con la compra de las acciones. Esto es un tiempo récord para una operación de este estilo.



P¿Cuál es el tema más delicado en una fusión como ésta?



R No sé si el más delicado, pero sí uno de los más importantes, es el de los sistemas. Hay muchas formas de equivocarse. Si bien el BIC está más adelantado que el Banco de Colombia en esta área, este último tiene fortalezas importantes. Aquí hay que tomar decisiones claves respecto a qué se preserva y qué se cambia en cada banco.



P ¿Y qué hay de la unión entre las personas, es decir, la mezcla de funcionarios de dos culturas y dos tipos de jerarquías diferentes?



R Por supuesto que mientras se consolida la fusión hay gran inquietud entre los funcionarios. Pero en realidad las jerarquías, e incluso los sueldos, no son tan diferentes entre las dos instituciones. En general, en el sistema bancario es común que la gente rote mucho entre las distintas entidades y los cargos tienen definiciones muy parecidas en todos los bancos. Y hemos encontrado que en algunos campos los funcionarios del Banco de Colombia son particularmente buenos, como en el comercial.



P ¿Hay innovaciones en el camino?



R Un área en la que nos vamos a meter y no es muy conocida en Colombia es la banca de supermercado. Es un modelo que se practica con éxito en algunos bancos de Estados Unidos. En este modelo, un funcionario bancario atiende su clientela en el supermercado. Está parado en el pasillo y su oficio es conocer a la gente que va a comprar, relacionarse con ella, entender sus necesidades y ofrecerle soluciones. Una sucursal de banca de supermercado puede mover tanto dinero como una oficina bancaria normal, de las que usted se encuentra en la calle.



P ¿Cuántas oficinas van a quedar?



R En este momento, la red de las dos entidades comprende 380 oficinas. Algunas se cerrarán: pensamos que el número deberá estar alrededor de 40. Esa es otra decisión que no se puede tomar mecánicamente, sino que hay que mirar caso por caso. Por ejemplo, usted puede encontrarse dos oficinas separadas por una calle, pero puede ser que valga la pena conservarlas ambas. Puede ser que cruzar una calle sea una barrera realmente grande para los clientes. O puede ser que tengan clientelas tan diferentes y consolidadas que sería un error acabar con una de ellas.



P ¿Al fin, cuál va a ser el nombre del nuevo banco?



R Aún no hemos llegado a una decisión. Hemos terminado un estudio de mercado muy serio para tener los mejores elementos de juicio. La decisión la estamos tomando con cabeza fría.



P ¿Qué impacto va a tener el retraso en la puesta en marcha de la reforma financiera?



R El desplazamiento hacia la multibanca es un hecho. Por supuesto que será mejor el día que contemos con un marco regulatorio completo, pero la verdad es que las entidades ya comenzaron a moverse en esa dirección. Y la legislación nos permite hacer hoy la mayor parte de las operaciones que se requieren. En el fondo, ¿qué es la multibanca? Es lo que seamos capaces de meter en una red. Y la verdad es que hoy la normativa nos permite meter la gran mayoría de las operaciones que queremos hacer en la red de sucursales, desde vender hipotecas hasta seguros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?