| 3/16/1998 12:00:00 AM

Un Valle de oportunidades

La Philip Morris se afinca en el departamento, la Ford Motor le abre las puertas del mundo a Baterías MAC y Harinera del Valle quiere exportar pastas alimenticias.

El agro, las vías y el mar. El Valle del Cauca está dispuesto a sacar lo mejor de estos tres factores para recuperar el liderazgo económico y social que dejó evaporar en la última década.



En el cálido ambiente de la región se percibe el cansancio de los vallecaucanos ante la creencia de que su mala suerte se debe exclusivamente a la salida del dinero del narcotráfico, aunque no niegan que con esos recursos se crearon numerosas firmas de construcción y de comercio en general.



La necesidad de retomar el liderazgo perdido en años pasados ya dejó de ser un continuo debate y se está convirtiendo en realidades concretas. El pasado 27 de febrero la multinacional Philip Morris, una de las más poderosas del mundo, inauguró la planta de su compañía Alimentos Kraft de Colombia en la Zona Franca del Pacífico.



Así reafirma y amplía su presencia en el país pues en 1981 había conformado un joint venture con Colombina, una empresa vallecaucana de gran tradición, para la comercialización de sus productos en nuestro país. Desde hace algo más de una década contaba con una planta en la zona franca de Palmaseca, en donde realizaba la premezcla de bebidas en polvo para exportación. Con el montaje de la nueva planta, el producto Tang sirve de abrebocas para una serie de proyectos que requieren inversiones cercanas a los US$15 millones y que permitirán ampliar las actuales exportaciones a Venezuela, Ecuador, Perú, el Caribe y Centroamérica.



Philip Morris pasa a engrosar la lista de más de setenta multinacionales que generan miles de empleos directos en la región. En esta lista figuran Colgate Palmolive, que acaba de obtener por segunda vez el Premio Colombiano a la Calidad; Johnson & Johnson; Good Year; Nabisco; Nestlé y Laboratorios Squibb Bristol Mayers



De aquí también



Pero los empresarios raizales no se han quedado atrás en su esfuerzo por colocarse a la altura de las mejores industrias mundiales. Su objetivo es sacar al departamento de la crisis de los últimos años que provocó la recesión en la industria, la caída en las ventas, el aumento del número de sociedades en concordato, la desaparición de cultivos intensivos en mano de obra y el subdesarrollo en infraestructura vial y energética.



Una de las empresas que trabaja en ese empeño es la Organización MAC que exporta anualmente a diez países cerca de US$11 millones. Su éxito fue ratificado el pasado 5 de marzo con la entrega de la certificación de calidad Q1 que la Ford Motor Co. otorga a sus mejores proveedores del mundo. Esta certificación complementa la ISO 9002 y la QS9000 que logró la empresa por tener los mejores sistemas de aseguramiento de la calidad. Esos reconocimientos le abren a MAC las puertas de todas las plantas de la Ford en diferentes países.



Las baterías MAC compiten con productos de Corea y otros países asiáticos, lo que les ha permitido estar como equipos originales en vehículos Mazda, Toyota, Renault, Chevrolet, Ford y Fiat.



El mismo trabajo lo desarrollan firmas como Carvajal, Propal, Cartón Colombia y Harinera del Valle, compañías tradicionales de la región. El presidente de ésta última, Carlos Arcesio Paz, tramita actualmente los permisos de sanidad para exportar pastas alimenticias Consazoni y La Muñeca a varios países de la subregión.



El año pasado Harinera del Valle compró la tecnología más moderna para elevar la calidad de sus pastas La Muñeca, mediante un sistema de calentamiento y enfriamento que le permite sacar el mayor provecho al gluten del trigo, y colocarla a la altura de las mejores marcas nacionales y extranjeras.



Quieren energía



La dependencia energética del Valle de otras regiones del país es un aspecto que pone a pensar a sus empresarios y que tiene que solucionarse, pues este departamento sólo genera el 42% de la energía que requiere. De ahí que sus esperanzas se cifren en el proyecto hidroeléctrico Calima III y en la posibilidad de ampliar la generación térmica.



Sin embargo, en esta última tesis hay diversidad de opiniones pues el presidente del Comité Empresarial del Valle, Rodrigo Velasco Lloreda, señala que ya está copada la capacidad para otras plantas térmicas y que sólo queda disponible el gas domiciliario. Para ratificarlo, la Gobernación busca alianzas estratégicas con el fin de localizar en la región recursos energéticos como el gas.



Otras de las inquietudes empresariales ­como el desarrollo de la malla vial intermunicipal, la construcción de la carretera entre La Herrera en el sur del Tolima y la Diana en el Valle, y el túnel de La Línea, única alternativa para reducir los costos de transporte para los productos que salen y entran al país­ se han convertido en los objetivos bandera del nuevo gobernador, Gustavo Alvarez Gardeazábal. También se mejorará la Red Férrea del Pacífico, licitación que se adjudicará antes de que finalice el gobierno Samper. Para la adecuación del tren para el occidente existe una partida nacional de US$120 millones. El pero del proyecto es el bajo potencial de carga y la trocha angosta que tiene la red.



Algo digno de destacar son los logros de la privatización del puerto de Buenaventura. De acuerdo con Víctor Julio González, presidente de la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura, en el puerto se elevaron los estándares de eficiencia de la operación portuaria en un 52% en términos de tiempo de permanencia de buques y mercancías en el puerto y en los muelles. También se incrementó en 42% la capacidad de almacenaje de contenedores y en 203% la de graneles. Las utilidades que ha generado para sus más de 400 accionistas superan los $12.000 millones, todo gracias a que por Buenaventura se moviliza el 45% de la carga de comercio exterior y recibe el 30% de las importaciones.



Ayuda nacional



Para contribuir al despegue que requiere la economía del Valle del Cauca, el gobierno nacional prometió su colaboración en varios aspectos.



El presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Fabio Rodríguez, señala como puntos claves la construcción del metro para Cali ­que extenderá sus líneas a las ciudades intermedias­ y la privatización del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón. Ese proceso se trancó en parte porque el terminal aéreo genera alrededor de $12.000 millones anuales a la Aeronáutica Civil, pero existe el compromiso presidencial de abrir la licitación este año.



Por ahora, el gobierno se propone contribuir en la financiación de obras claves de infraestructura con recursos nacionales y regionales. Para el metro dispondrá US$403,4 millones, el Instituto Nacional de Vías entregará más de $88.000 millones para el mejoramiento de la malla vial del departamento y financiará la construcción de la vía alterna Buga-Buenaventura, cuyos costos ascienden a los $25.000 millones. Además, se destinarán $53.600 millones más para la construcción de accesos y variantes a Cali.



Los empresarios saben que la inversión extranjera es fundamental en el rescate de la economía y en el liderazgo de la región. Por eso, promocionarán nacional e internacionalmente los beneficios de la Ley Páez y las ventajas de radicarse en las zonas francas de Palmaseca y del Pacífico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?