| 1/1/1993 12:00:00 AM

Un gigante inmanejable

La industria mexicana está mucho más desarrollada que la colombiana, la mano de obra es mas competitiva, y el universo de productos exportables es mucho mayor y de mejor calidad que los colombianos. Las ventajas de México sobre Colombia son innegables. El sector financiero es mucho más desarrollado. Su vecindad con los Estados Unidos le ha dado la oportunidad de acelerar una importante integración con ese país, que se ha traducido en un alto desarrollo industrial y de servicios. Por ello la perspectiva del G-3 asusta a los empresarios colombianos y con toda razón: con México no hay complementariedad como con los otros países, sino sustitución.

El presidente colombiano está muy interesado en el G-3, a pesar de las razones expuestas por los gremios económicos, que en este caso tienen razón. No se entiende el empeño del Presidente en una zona de libre comercio con México cuando ella no garantiza la entrada de productos colombianos en los Estados Unidos: las estrictas normas de origen impiden tal posibilidad. La balanza comercial fue negativa para Colombia en 1991 en mas de US$ 100 millones.

Afortunadamente el cronograma de desgravación arancelaria y liberación del comercio es lo suficientemente amplio como para permitir que en el intermedio haya un relevo presidencial y esta idea pase al congelador.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?