| 5/1/1995 12:00:00 AM

Todos tenemos parientes...

La imagen de Colombia frente a la comunidad internacional depende más de los políticos "favorecidos' que del ejercicio de la carrera diplomática.

Nunca antes en Colombia se había hablado tanto de la imagen del

país en el exterior. Durante los escasos ocho meses que lleva la administración del presidente Ernesto Samper y casi desde el mismo día de su posesión el tema que ha estado permanentemente sobre el tapete. Los problemas de credibilidad internacional generados por la intervención del narcotráfico en la política y los recientes conflictos fronterizos han colocado como prioridad en el orden del día el asunto de las relaciones exteriores.

Lo anterior hace que los colombianos nos preguntemos quiénes son y con qué criterio se escogen los representantes del país en el exterior. DINERO se dio a la tarea de revisar superficialmente la

nómina de funcionarios que representan a Colombia en los diferentes países del mundo y encontró con base en una muestra que, en la mayoría de los casos, la representación colombiana en el exterior corre por cuenta y riesgo de una serie de personajes que poco y nada tienen que ver con la carrera diplomática y que, por el contrario, más bien deben sus nombramientos a una tradicional contraprestación de favores políticos. Para la muestra, los siguientes botones.ç



DE BUEN COMPORTAMIENTO



Un conservador que se ha portado bien con el presidente Samper como Gustavo Rodríguez Vargas fue favorecido con el nombramiento de Mario Leonel Rodríguez Vargas como cónsul general en Manaos, Brasil.

Los precandidatos liberales que se alinearon disciplinadamente y a tiempo con el candidato oficial, también recibieron su premio diplomático. Uno de ellos es el mismo Carlos Lleras de la Fuente que fue nombrado embajador en Washington como pago por haber retirado su nombre y haberse adherido a la candidatura del actual presidente. Carlos Lemos Simons hizo lo propio y fue nombrado embajador y representante permanente de Colombia en la ONUDI OIEA-ONU en Viena.

Mario de la Calle Lombana, hermano del vicepresidente Humberto de la Calle Lombana, recibió el nombramiento de cónsul general en Santiago de Chile, gracias a la férrea disciplina liberal de que hizo gala el actual vicepresidente cuando entregó sus huestes al entonces candidato oficial Ernesto Samper.

Una de las más cercanas amigas y colaboradoras del presidente Samper, la ex ministra de justicia Mónica de Greiff, ha contado con mejor suerte que otros. Tiene a su papá, el ex fiscal, Gustavo de Greiff Restrepo, como embajador en México.

Los liberales aspirantes al Senado que acompañaron fielmente al presidente Samper en su candidatura pero que se "quemaron" en las elecciones para corporaciones públicas, en últimas no perdieron. Por ejemplo, Ricardo Mosquera Mesa, ex parlamentario liberal del Huila, fue encargado del consulado general en Munich, Alemania. A Edgar Papamija Diago, parlamentario liberal del Cauca, se le compensó su derrota electoral con el nombramiento como embajador en La Paz, Bolivia. Otro político samperista número uno, Carlos Julio Gaitán, no tuvo votos suficientes para alcanzar su aspiración al Senado, pero su problema se resolvió gratamente con el nombramiento como cónsul general en Nueva York. Así también se puede hablar de los ex congresistas Edgardo Pupo Pupo, actual cónsul en Colón, Panamá, y Alfonso Araújo Cotes, actual embajador en Panamá.



FAMILIARES Y AMIGOS



Los familiares de familias políticas muy conocidas tienen su "campito". Ignacio Valencia López, hijo del ex presidente Guillermo León Valencia, es actualmente embajador en Marruecos. Eduardo Urdaneta Wiesner, agregado comercial en Nueva York, es nieto del ex presidente Urdaneta Arbeláez. María Fernanda Gutiérrez Lleras, primer secretario en Santiago de Chile, es nieta del ex presidente Alberto Lleras Camargo. Por su lado, Guillermo Alberto González Mosquera, sobrino del ex designado presidencial Víctor Mosquera Chaux, fue nombrado embajador en Ginebra, Suiza (antes estuvo en Brasil).

En la onda de los favorecidos han entrado también algunos de los familiares del propio primer mandatario. Patricio Samper Gnecco, primo del presidente, es el actual embajador en Tel Aviv, Israel, mientras un íntimo amigo de la familia presidencial, Guillermo "La Chiva" Cortés, muy allegado al periodista Daniel Samper Pizano, hermano del presidente, fue nombrado recientemente cónsul en Sevilla, España.

Los periodistas no se pueden quejar. Carlos Murcia, de El Espectador, el más samperista de los cronistas políticos de prensa, recibió un consulado en España. Margarita María Arango de Arizmendi, cuñada de Darío Arizmendi, director de Caracol y quien no ha escondido desde la propia campaña electoral un exagerado fervor hacia el presidente Samper, es la cónsul en Houston.

Los amigos representantes de intereses gremiales tampoco pueden quejarse. Luis Guillermo Echeverri Vélez, hijo del ex presidente de la Andi, Fabio Echeverri Correa, y de la rosca gremialista de Samper, es el agregado comercial en Miami. Rosa Amelia Suárez Melo, hermana del ex presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, y actual rector del Colegio Mayor del Rosario, es cónsul de primera clase en Amsterdam, Holanda. Amanda Arboleda Gómez, hermana de Saulo Arboleda Gómez, presidente de Asomedios, es cónsul de segunda clase en Nueva York.

Los vínculos familiares con el ejecutivo son parte de la rutina diplomática. Jorge Mario Eastman, embajador en Santiago de Chile, es el papá de Jorge Mario Eastman Robledo, actual consejero presidencial. Luis Fernando Díaz Uribe, hermano del gerente de la Red de Solidaridad Social, Eduardo Díaz Uribe, es actualmente el consejero comercial en Santiago de Chile.

Entre congresistas también hay tela de donde cortar. Luis Carlos Londoño Iragorri, padre del senador vallecaucano Luis Fernando Londoño Capurro, es el actual embajador en Wellington, Nueva Zelanda. Edmundo López Gómez, embajador de Colombia en Santo Domingo, es tío del senador Juan Manuel López. Aurelio Iragorri Valencia, tercer secretario en la delegación de la ONU, es hijo del senador Aurelio Iragori Hormaza.

El intercambio de favores cobija igualmente a la Contraloría. La representación en el exterior de los colombianos cuenta con una prima hermana y un tío de David Turbay. María Enriqueta Velásquez Turbay fue nombrada embajadora en Jamaica y Félix Turbay Turbay es el actual embajador en Beirut, Líbano.



LA IMPORTANCIA DE SER EX



Los ex ministros por su parte parecen tener un espacio reservado para aterrizar en la Cancillería. El ex ministro de Gobierno de Belisario Betancourt Víctor G. Ricardo es embajador en Argentina. El ex ministro de Trabajo Jaime Pinzón López es actualmente embajador en Montevideo (antes estuvo en Canadá).

El ex ministro de Trabajo. Fran-cisco Posada de la Peña fue nombrado embajador en Caracas (antes estuvo en Chile). El ex ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Virgilio Barco, el coronel julio Londoño Paredes, es embajador jefe en la delegación de la ONU en Nueva York. El ex ministro de Gobierno de la administración Gaviria, Fabio Villegas Ramírez, fue nombrado embajador jefe en la delegación de la OEA. Carlos Arturo Marulanda, ex ministro de Desarrollo de Virgilio Barco, es embajador de Colombia ante la Comunidad Económica Europea.

En algunos casos, durante los últimos años, se hicieron nombramientos que tenían carácter de protección personal para personas amenazadas por el narcoterrorismo, como se hizo en su momento con los ex ministros de justicia Enrique Low Murtra y Enrique Parejo González. Con este mismo criterio pueden haber sido nombrado dos hermanos y la esposa del ex candidato presidencial del asesinado dirigente liberal Luis Carlos Galán Sarmiento.

María Lucía Galán Sarmiento es la cónsul general en Milán, Italia. Gabriel Galán Sarmiento es el agregado comercial en Quito, Ecuador, y Gloria Pachón, viuda de Galán, es la actual embajadora de Colombia en París. Jorge Lara Bonilla, hermano del asesinado ministro de justicia Rodrigo Lara bonilla, es cónsul general en Roma.

Ser familiar de un ex también cuenta. José Díaz Granados Alzamora, hijo del ex senador José Ignacio Díaz Granados es el primer secretario de la embajada en Santo Domingo. Luz Cucalón de Ferro, esposa del ex senador liberal huilense Jorge Eugenio Ferro Triana, es actualmente segundo secretario en la embajada de Tegucigalpa, Honduras. Enrique Gaviria Liévano, cuñado del ex senador Diego Uribe Vargas, es el embajador en Atenas, Grecia.

Familiares de ex parlamentarios sancionados o con problemas para ejercer ciertos cargos se han reencauchado por la vía diplomática. César Pérez Berrío, hijo del parlamentario que perdió la investidura César Pérez García, ha sido reivindicado con el consulado en Santo Domingo, Ecuador.

Los ex generales de la república y ex directores de la Policía hacen parte de la legión diplomática colombiana. Oscar Botero Restrepo es el actual embajador en Portugal, donde habían estado otros ex militares como Miguel Vega Uribe. Miguel Antonio Gómez Padilla ex director de la Policía, es actualmente el embajador en Paraguay.

Un ex gobernador de Boyacá, Tulio César García Sandoval, fue nombrado cónsul de primera clase en Nueva York. Un ex gobernador del Huila, Carlos Augusto Paredes Tamayo, es cónsul de segunda clase en Ecuador.

Los ex dirigentes sindicales, ex militantes comunistas y ex guerrilleros también tienen su buena cuota en materia diplomática. Jorge Carrillo Rojas, ex ministro de Trabajo de Belisario Betancourt y ex dirigente de la Central Única de Trabajadores, CUT, fue nombrado embajador en Guatemala. Gustavo Petro Urrego, uno de los miembros de la cúpula del M-19 que se pasó a las toldas del samperismo en las elecciones presidenciales, después de haber sido descabezados en las del Senado por falta de votos, terminó nombrado como primer secretario en Bruselas, Bélgica. Vera Grave Lowenherz, también quemada en las elecciones al Senado pero oportuna para apoyar al candidato presidencial del liberalismo, resultó ganándose el premio de primer secretario en Madrid, España.

A Eduardo Chávez López, de la dirigencia del M-19, le fue reconocido su apoyo al entonces candidato Samper, con el nombramiento como primer secretario en París. Aníbal Palacio, reinsertado del EPL, obtuvo su recompensa como primer secretario en Londres, Gran Bretaña. Alberto Rojas Puyo, legendario militante comunista, es el actual embajador en Budapest, Hungría. Bernardo Gutiérrez Zuluaga, ex dirigente del EPL, fue nombrado primer secretario de Holanda.

César Pardo Villalba, actual embajador en Rumania, y Carlos Bula Camacho, embajador en Polonia, pertenecen a la generación de ex militantes de izquierda que se les ha pagado su incorporación al partido liberal con cargos en el exterior.

L a verdad verdadera de esta historia es que nadie escapa a la tentación de la diplomacia. El mismísimo Premio Nóbel de Literatura Gabriel García Márquez tiene un hermano bien colocado. Gustavo García Márquez se encuentra al frente del consulado en Barquisimeto, Venezuela. Ni tampoco los magistrados, están exentos de tentaciones. Betsy Wilches de Rodríguez, esposa del ex presidente del Consejo de Estado, Simón Rodríguez Rodríguez, maneja el,consulado general en Hamburgo, Alemania.

Nadie sabe cuáles son los merecimientos de todos estos personajes que nos representan en el exterior. Por ejemplo, la señora Betsy Wilches de Rodríguez no tiene ni idea de alemán, ni qué es Alemania, ni qué representa Hamburgo dentro de Alemania, ni nada de nada. Pero ahí fue a dar porque era la vacante disponible, y la canciller Sanín se comprometió a resolverle al presidente Gaviria el pago de un favor político a un magistrado. ¡Y qué importa si no era la persona para ese puesto! Después de todo seguimos siendo un "banana republic".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?