| 7/1/1995 12:00:00 AM

Sólo para tus ojos

Médicos colombianos son pioneros en la cirugía no sólo para corregir la miopía, sino también el astigmatismo y la hipermetropía.

En los últimos diez años, n cirugía electiva para los ojos ha entrado con una fuerza muy similar a de n cirugía plástica para el rostro. El deseo de los pacientes de ir "bajo el bisturí", para mejorar no su salud sino su apariencia, o para hacer su vida más simple, es un fenómeno nuevo en medicina. Durante dos siglos, n cirugía se practicó para salvar vidas o para hacer investigaciones científicas. Ahora, con n baja de los precios en los lifts para el rostro o en las cirugías para corregir n miopía, n cirugía se "democratizó".



¿QUÉ ES MIOPÍA?

El ojo es un globo que flota en una cuenca y está controlado por pequeños músculos en todo su contorno. La parte transparente del ojo es n córnea (n parte de color es el iris). La miopía ocurre cuando n córnea está muy curva y n imagen que entra en n córnea se enfoca adelante de n retina. Los anteojos y los lentes de contacto alteran n imagen antes que llegue a la córnea.



NO MÁS ANTEOJOS

Cuando los lentes de contacto duros se hicieron populares a finales de los años 60, no constituyeron n cura para n miopía que todos buscaban. Eran costosos y, además, era difícil adaptarse a ellos.

Al caerse, se rompían, necesitaban limpieza frecuente y los usuarios de lentes de contacto rezaban para que con el viento no les cayera polvo dentro de sus ojos, pues el dolor era insoportable.

La siguiente generación de lentes fueron los lentes de contacto blandos. Al principio, eran costosos pero mucho más fáciles de usar; tienen el problema de absorber las proteínas de n lágrima del ojo, necesitando una limpieza frecuente, generalmente todas las noches. Los lentes de hoy se venden para dormir con ellos puestos y están diseñados para ser reemplazados después de dos semanas, dos meses y, aun, cada noche. Los precios están bajando rápidamente en Estados Unidos, donde los usuarios pueden comprar lentes de contacto por correo; en Colombia, siguen siendo costosos.



ADIÓS LENTES

E 1 rápido progreso de n cirugía de los ojos ha abierto, para aquellos con defectos visuales, n opción de botar lentes y gafasen n mayoría de los casos.

Gran parte de n investigación e invención de n queratotomía radial (cortes hechos en n superficie de la córnea con un bisturí de diamante), y ahora de la cirugía con eximen láser, se ha llevado a cabo en Colombia. El Dr. José Ignacio Barraquer y su clínica en Bogotá, son reconocidos en todo el mundo por sus rápidos avances en estos dos campos.

Las dos cirugías son populares entre deportistas, buzos, pilotos, artistas o cualquiera que dependa de sus ojos o de su apariencia para vivir.

La queratotomía radial se ha practicado en Colombia desde 1975. El proceso involucra el hacer pequeños cortes en la membrana externa de la córnea, como cortando un pastel, y luego, a medida que las cortadas sanan, la visión se corrige. El paciente siente dolor durante dos días después de la cirugía, y algunas veces sufren problemas de visión nocturna, pero generalmente las cortadas sanan completamente en los siguientes dos a seis meses. Los resultados han sido descritos como "increíbles" por los pacientes que han sido intervenidos. "Por la noche, no podía ver el reloj digital en mi mesa de noche sin ponerme los anteojos", dijo un paciente. "Dos días después de la cirugía ya estaba leyendo los números de las placas desde el otro lado de la Plaza de Bolívar". Era como un milagro. "Después de haber usado anteojos gruesos desde que tenía nueve años, y luchado con los lentes de contacto por veinte años, me levanté en la mañana con visión perfecta, liberado de todo eso".



EL LÁSER REEMPLAZA AL BISTURí

ero aun la queratotomía radial, considerada cirugía reciente hace apenas veinte años, ha sido reemplazada por la siguiente generación de tecnología. Los láseres, rayos de luz, que se usaban para cortar metales o borrar manchas en la piel, han llegado a la cirugía del ojo en forma fría. El doctor Juan Pablo Naranjo es un joven cirujano que trabajó con el Dr. Barraquer y ayudó a liderar e introducir la práctica de la queratotomía radial. "Hubo unos pocos problemas aislados con este procedimiento. Algunas personas que en general no cicatrizaban adecuadamente, desarrollaban queloides".

La queratotomía radial no se puede practicar en personas con astigmatismo o con hipermetropía. "Sin embargo, un cirujano colombiano (Dr. Ruiz) desarrolló la queratotomía astigmática para corregir el astigmatismo, y más tarde, el Dr. Naranjo fue pionero en cirugía con láser para corregir la miopía y el astigmatismo. "La cirugía es simple. Al paciente se le administra un sedante para calmarlo, y se le aplica anestesia local con gotas en el ojo. La membrana externa de la córnea, que es muy delgada, es cortada y recogida a un lado. El doctor luego dispara una rápida serie de rayos láser en el centro de la córnea, como una ametralladora, que vaporiza una pequeña porción del gelatinoso centro de la córnea, y cambia la forma para hacerla más plana".

El astigmatismo también puede ser tratado con este procedimiento, aunque requiere corregir una aflicción más complicada. El láser se mueve a través de la córnea, con un patrón de recorrido en cruz (+), y así corregir la forma.

La hipermetropía es una condición compleja en la que la córnea es muy plana y la visión se enfoca detrás de la retina. El Dr. Naranjo inventó el procedimiento que corrige la hipermetropía y por el cual ha ganado premios internacionales. Después de tomar medidas exactas de la curvatura del ojo, el Dr. Naranjo hace una pequeña incisión dentro de la córnea, e inserta un hilo nylon, más delgado que un cabello, a 7 mm alrededor del borde de la córnea. Luego, él jala el hilo, como si uno se apretara el cinturón, haciendo que la córnea se curve. El hilo no es biodegradable ni rechazado por el cuerpo. El paciente sentirá dolor durante medio día y le molestará la luz durante más o menos una semana. El procedimiento se ha practicado con éxito en 450 pares de ojos.

Pacientes con córneas bastante delgadas no se les puede tratar con estas técnicas, por lo que "un trasplante de córnea se hace necesario, y más adelante con cirugía con láser la visión puede ser perfeccionada".

El Dr. Naranjo ha practicado la cirugía con láser durante 2 años y medio, operando un total de 800 ojos y 190 casos de astigmatismo. "La queratotomía radial tardó años en consolidarse, debido a que la gente sentía temor frente a algo nuevo. Pasa lo mismo con la cirugía con láser. La gente está atemorizada hasta que conocen a alguien que ha sido operado y ha tenido éxito. En general, la gente siente temor de hacer algo en sus ojos. Aun los lentes de contacto se demoraron en

generalizarse porque la gente temía que se volvieran astillas dentro del ojo. Nunca sucedió", añade Naranjo.

Los oftalmólogos colombianos continúan trabajando en un proceso para corregir el último de los grandes problemas de la visión: la presbicia, el problema de la visión cercana, que comienza cuando llegamos alrededor de los 40 años y se empeora hasta llegar a los 60 años. "No estamos lejos de encontrar el procedimiento para curar esto".

Los extranjeros están viniendo a Colombia para someterse a la operación. "Se hace una topografía de las córneas que representa la curvatura del ojo, y decidimos lo que es necesario hacer para corregir la visión. La operación se hace al día siguiente. El tercer día revisamos al paciente, y al cuarto puede irse a casa. El progreso del paciente puede ser revisado por su médico en su país, pero si el mismo paciente no le dice a su doctor que fue sometido a una cirugía, ni siquiera él se dará cuenta, pues no hay cortadas. Hemos operado aun a hombres jóvenes que necesitaban visión perfecta para trabajar en agencias como la DEA, y vinieron a Bogotá para la cirugía. Si ellos no. lo cuentan, nadie sabrá jamás que el procedimiento se practicó".

Además de la confiabilidad, el procedimiento es mucho más barato que en los Estados Unidos, donde cuesta alrededor de US$6.000. La cirugía aquí cuesta más o menos $1.5 millones, incluyendo gastos de hospitalización.



PREPARACIÓN PARA LA CIRUGÍA

Antes que cualquier cirugía de Aojo se pueda llevar a cabo, los pacientes que usan lentes de contacto deben dejar de usarlos por 20 días, de manera que el ojo recupere su forma natural. Después de la cirugía, el paciente debe usar gotas para prevenir una infección y debe evitar golpes en el área cercana a los ojos. También se recomienda evitar las piscinas, y a las mujeres se les recomienda no usar maquillaje durante una semana.

Mientras que en la cirugía de cataratas hay la posibilidad de un desprendimiento de retina, en la cirugía con láser y en la queratotomía radial este peligro no existe, puesto que el interior del ojo no se toca nunca.



¿CÓMO ES LA CIRUGÍA?

El paciente entra al hospital en la mañana y recibe un sedante para calmarlo. Cuando llega la hora de operar, se aplican en el ojo gotas anestésicas para quitar la sensación de dolor, aunque el paciente siente una ligera presión en el ojo durante la operación. El procedimiento dura alrededor de cinco minutos por ojo. El paciente regresa a casa a las pocas horas y se le aconseja descansar durante un día o dos, pero puede ir a trabajar al día siguiente, si lo desea. "Mis pacientes caen generalmente en dos categorías: los dueños o jefes de compañías, que regresan al trabajo al día siguiente, y los empleados, que no van a trabajar en dos o tres días", concluye Naranjo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?