| 5/31/1998 12:00:00 AM

Sol de convención

Las convenciones son la oportunidad para optimizar la productividad de los grupos de trabajo. Aruba, Bonaire, Curaçao y República Dominicana pueden ser el escenario ideal.

El Caribe es definitivamente el lugar ideal para hacer convenciones de negocios. Su infraestructura hotelera, su ubicación estratégica, la corta distancia que hay que recorrer desde Colombia, la seguridad y la posibilidad de alejarse de la rutina de la ciudad y de los destinos frecuentes, desconectarse de los problemas y disfrutar un buen servicio a costos razonables son algunas de las razones para realizar una convención en Aruba, Curaçao, República Dominicana o Bonaire.



¿Qué buscan las empresas cuando hacen una convención? Ante todo, quien organiza un evento de este tipo aspira a crear un estado de ánimo entre los concurrentes que los lleve a un máximo de creatividad y productividad mental. La idea es que los equipos de trabajo se sientan lo más alejados posible de las presiones del trabajo diario, los teléfonos y las tareas que están por cumplirse para el día siguiente y la semana próxima.



Al mismo tiempo, deben tener a la mano todo lo que se necesita para que el trabajo en grupo sea productivo: comunicaciones, ayudas audiovisuales, salas de discusión cómodas, recintos pequeños para las sesiones en grupo. Y, además, es indispensable que haya buenas opciones para disfrutar del tiempo libre, de modo que los ejecutivos se sientan premiados por el deber cumplido y permitan que su mente trabaje con la tranquilidad y la satisfacción necesarias para que florezcan las mejores ideas.



No son muchos los sitios en el área que cumplen estas condiciones. Se buscan destinos nuevos, a precios viables, con capacidad hotelera e infraestructura para garantizar el éxito de las reuniones. Dinero habló con varias empresas que han hecho convenciones en el Caribe y todas coinciden en afirmar que estos destinos cumplen con lujo de detalles todos los requisitos.



Las convenciones que se han realizado en estos sitios cuentan con un promedio de asistentes de 400 a 1.000 personas, que se trasladan al lugar con diferentes propósitos, como el lanzamiento de un producto, un entrenamiento especial o, simplemente, para analizar el presente y el futuro de la compañía.



Predominan dos tipos de eventos. Las convenciones internas, que cuentan únicamente con la participación de los empleados de la firma, y las más amplias, en las que convergen distribuidores, accionistas o agentes que tienen algún vínculo de negocios con la empresa organizadora (muchas de éstas se organizan bajo la modalidad de viajes de incentivos).



El sector que realiza más convenciones en el Caribe es la industria de los farmacéuticos, seguido del sector financiero y la industria automotriz, que sumados ­durante el año pasado­ promediaron una convención en Aruba por mes.



En las siguientes páginas de este informe, presentamos algunas de las posibilidades que estas paradisiacas islas caribeñas brindan a los equipos de trabajo empresariales. Estos destinos ofrecen las mejores posibilidades, servicios e infraestructura para las convenciones de empresas colombianas y latinoamericanas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?