| 1/1/1993 12:00:00 AM

Quién es quién en la Bolsa

CONOZCA A LOS PROTAGONISTAS DEL REVOLCÓN

Mi nombre es Diego Franco, soy ingeniero industrial de la Universidad de los Andes, de donde me gradué en 1980. Hice un máster en el Wharton School de la Universidad de Pennsylvania. Me gradué en 1983 y vine a Colombia como empleado de Rohm and Haas Colombia. Un día llegó un amigo mío, Alvaro Hernán Mejía, y me ofreció que me fuera a trabajar con él. El era corredor en J. G. Garcés. Sin plata y sin nada le dije: "Si eso es tan buen negocio, ¿por qué no compramos un puesto entre los dos?". Yo había trabajado con la Bolsa como cliente, a él le sonó la idea, él ya había tenido algunos contactos previos, y nos decidimos: fundamos Correval en 1990. En otro almuerzo, que no estaba planeado para eso, con Eduardo van Meerbeke y Juan Guillermo Ramírez, surgió la idea de montar un puesto nuevo de bolsa y arrancamos. Eduardo venía de ser corredor de Colbolsa, que es la del Banco de Crédito y Juan Guillermo venía de Corredores Asociados.

Empezamos operaciones el 24 de abril del 90, y yo diría que a finales de año ya no debíamos plata, ya habíamos pagado las deudas. Las cifras que se movían en ese entonces, comparativamente con las que se mueven hoy son muchísimo menores, nuestras comisiones en :S1990 habiendo empezado en abril fueron de $140 millones y terminamos de décimos dentro de las 23 ó 24 firmas que había. Hoy hay firmas que fácilmente en un mes hacen esos $140 millones. Cambiaron las condiciones: las comisiones son flexibles, el SET permite que se hagan más transacciones, permite que físicamente se maneje un mayor volumen de operaciones. Los volúmenes se han multiplicado por cinco.

Hace cinco años el negocio era muy coloquial, hoy es un negocio profesional, las oportunidades han crecido y se han creado nuevos negocios, por ejemplo las fiduciarias, "hay 33 y la que menos plata maneja es un portafolio de $50.000 millones. Mucha de esa plata no pasa por Bolsa, pero en la medida en que la Bolsa va convirtiéndose en el mercado más transparente, por ejemplo con el SET, el que hace una operación de bolsa tiene la garantía de que fue una operación transparente. La Bolsa es una garantía.

Conseguir corredores buenos no es fácil, es mucha la gente que entra cada año, pero también es mucha la gente que sale. Hay que conseguir gente que ya haya trabajado en el sector financiero, puede que la parte operativa misma no la conozcan, pero eso se aprende bien a través del curso o la oficina se encarga de eso.

Las multinacionales casi no utilizan la Bolsa. Por un lado, las matrices les prohíben expresamente invertir en acciones. En renta fija es poco lo que invierten. Su negocio es mas industrial. Normalmente invierten en dólares (certificados de cambio o bonos) para protegerse de la devaluación. Ese es su único objetivo en el área financiera. Se mide el éxito del gerente financiero por eso, por la protección contra la devaluación. Las multinacionales no son clientes muy grandes dentro del agregado total. El cliente grande es el sector financiero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?