| 10/1/1997 12:00:00 AM

Quién da más

El satélite amplió la oferta televisiva. Diferencias entre TV Cable y DirecTV. La fiesta de las parabólicas.

La televisión por suscripción se agita aún más en Colombia ante la próxima entrada de Sky, la multinacional que iniciará operaciones en nuestro país antes de finalizar el año. Los competidores que ya están en el mercado, TV Cable y DirecTV, han redoblado la promoción de sus propios servicios para anticiparse al evento. El gran beneficiado, va a ser el consumidor.



Sky es una compañía internacional de televisión satelital conformada por News Corp (de propiedad de Rupert Murdoch, el magnate mundial de las telecomunicaciones), Televisa, de México, O'Globo de Brasil y TCI de Estados Unidos. Los socios locales son la Casa Editorial El Tiempo, RCN, Datos y Mensajes, y RTI.



A pesar de que Sky emprendió desde hace más de un mes una amplia campaña de expectativa en los medios de comunicación, se conocen pocos detalles sobre la programación que ofrecerá. Los directivos de la empresa han preferido cubrir el tema con un velo de misterio. Sin embargo, la trayectoria pasada de Sky da algunas pistas sobre el perfil de su oferta.



Se da por descontado que Sky presentará en forma exclusiva los canales Fox, Fox Sports, Fox Kids, y muy probablemente Cinecanal y Movie City, porque estos servicios son de propiedad de Rupert Murdoch. Se espera también que Sky transmita la programación deportiva del servicio News Corp, el cual forma parte del imperio de comunicaciones de Murdoch.

Vicente de Arteaga, gerente de la compañía, dice que la idea es regionalizar la programación de acuerdo con los intereses de cada país, aprovechando las opciones que les dan los dos satélites que entraron en órbita en agosto pasado. En México, Sky no sólo tiene la televisión abierta a canales locales de su socio Televisa, sino que tiene canales de diseño exclusivo para el servicio satelital, como Conexión Financiera. En total, cuenta con capacidad para 480 canales en América Latina.



Competencia al rojo

Se calcula que la televisión por cable mueve unos US$100 millones al año, con un total de 120.000 suscriptores. Los principales actores son TV Cable, que tiene la exclusividad del servicio en Bogotá, Cablesistema y Veracruz en Medellín, y Cablevisión en Cali.



Desde el 3 de mayo pasado entró en operación Galaxy Entertainment, con su producto DirecTV, que si bien utiliza una tecnología de transmisión satelital y no por cable, entra a competir en el negocio de la televisión por suscripción. A diferencia de los operadores de cable, presta sus servicios en todo el país. La empresa es el resultado de la unión de fuerzas entre Hughes Corporation y la Organización Cisneros de Venezuela, Carvajal y el Grupo Empresarial Bavaria para montar Galaxy Colombia, que comercializa sus servicios en DirecTV.



La presión de la competencia ha hecho que los servicios y facilidades ofrecidos a los clientes mejoren constantemente. TV Cable aceleró la decisión de mejorar su infraestructura tecnológica con la fibra óptica, proyecto en el cual ha invertido unos US$40 millones en los últimos dos años. Además, incursionó en nuevos servicios como Internet y canales de música. Según Augusto Márquez, gerente de la compañía, en 1998 toda Bogotá quedará conectada a la red de fibra óptica. En Cali, la firma Cablevisión, de la familia Lloreda Caicedo, también montó su red de fibra óptica. En general las compañías se han esforzado por mejorar sus servicios.



Por su parte, Galaxy, que hizo una inversión inicial de US$20 millones en el negocio de Colombia, incrementará pronto su oferta de servicios con el lanzamiento de un segundo satélite, el Galaxy VIIIi, que a un costo de US$250 millones será puesto en órbita a finales de año. Este satélite permitirá ampliar en 238 la actual oferta de canales (144), explicó Roberto Sierra, gerente general de Galaxy Entertainment de Colombia.



DirecTV tiene la exclusividad del canal latinoamericano de servicios educativos, único en su género, que produce Galaxy. Muy probablemente también la tendrá sobre canales como Multivisión, los del grupo Cisneros de Venezuela, Imagen Satelital, y Locomotion, del cual ya realiza la distribución.



Por su parte, TV Cable, antes que exclusividades prepara cambios en su programación. Desde octubre 6 sale con dos canales nuevos -People and Arts y Animal Planet de Discovery Channel- y está haciendo estudios para otros canales como Casaclub, Family Channel, Locomotion y dos paquetes de adultos (Playboy). Los operadores de cable no sufren con los contratos de exclusividad que rigen para la televisión satelital, ya que las programadoras no se han querido marginar del mercado de las compañías de cable de América Latina, que tienen unos 20 millones de suscriptores actualmente.



Abundan los piratas

El negocio de la televisión satelital enfrenta su propio problema de "pérdidas negras". Más se demoró en llegar el nuevo sistema de televisión satelital, que las parabólicas en "piratear" la señal en español de las principales programadoras internacionales.



Desde cuando compañías como Discovery, Turner y Cinecanal codificaron sus señales de televisión, las parabólicas habían tenido que contentarse con transmitir programación en inglés bajada de Estados Unidos.



Pero tan pronto salió la televisión satelital en América Latina, se las ingeniaron para robarse la señal. El mecanismo es aparentemente muy sencillo. Compran la suscripción a este sistema, conectan la antena a la parabólica y retransmiten los canales.

Colombia no es ajena a esta situación. Según Juan Carlos Urdaneta, gerente para América Latina de Turner Internacional, si bien en Venezuela y Centroamérica se han presentado casos de robo de señal, en Colombia la piratería es más frecuente. Una investigación que realizó la compañía mostró que hay empresas de parabólicas que no pagan derechos de transmisión, pero que sí anuncian programación de Turner en prensa y en sus propias revistas.





Discovery Channel, por ejemplo, encontró que la revista de Servisatélite anuncia sus programas. Y según Camilo Bernal, gerente de ventas y relaciones con el afiliado, Discovery no tiene ningún autorización, acuerdo o contrato con esa empresa.



Con la piratería todos pierden. Las programadoras dejan de recibir sumas importantes por los derechos de transmisión. Los operadores de cable y televisión satelital se ven abocados a una competencia desleal, porque el "ahorro" que logran las empresas piratas de parabólicas, se traduce en tarifas entre 40 y 60% menores a las que cobran las firmas legalmente constituidas. Antes, la diferencia se compensaba con servicio, ya que las parabólicas presentaban la mayoría de programas de cadenas internacionales en inglés. Pero ahora, retransmiten la programación para América Latina.



Por el momento, cada programadora está tomando las acciones del caso para contrarrestar este fenómeno. Las esperanzas están puestas en la ley que formaliza el negocio de las parabólicas y que debe entrar en vigencia el próximo año.



Mientras tanto, DirecTV adelanta un operativo para descubrir a los usuarios piratas. En cuatro meses ha desactivado 25 decodificadores y seguirá trabajando para desarticular estas redes.



Camilo Bernal es muy claro. Si no controlan las pérdidas negras, Colombia va a dejar de ser atractiva para los inversionistas internacionales que, ante el potencial de crecimiento del mercado del cable, están yéndose a invertir al resto de América Latina. Y es que el negocio no es nada despreciable. En Estados Unidos, por ejemplo, se estima que el 65% de los televidentes tienen televisión por suscripción.



Nunca antes como ahora el consumidor colombiano se había enfrentado a tanta oferta de televisión. A las opciones actuales se sumarán próximamente los canales privados y regionales. Por su parte, operadores de cable y televisión satelital se enfrentan a una dura competencia legal e informal, que se complica con el tema de impuestos (casi 40%) y devaluación del dólar, debido a que los pagos de programación se hacen en dólares y la mayoría de los componentes que utilizan son importados. ¿Quién va a ganar la competencia? El tiempo lo dirá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?