| 6/1/1993 12:00:00 AM

Pregunte

¿ENTIENDE LA ECONOMIA COLOMBIANA? SE MAREA CUANDO LE HABLAN DE TASAS DE INTERES? NO TEMA. ENVÍENOS SUS PREGUNTAS (PUEDE UTILIZAR SEUDÓNIMO). AQUÍ SE LAS RESPONDEMOS.

P

Trabajo en una compañía multinacional. Los extranjeros de la casa matriz dicen que dado que la devaluación el año pasado fue de 16% y la inflación de 25%, el peso se revaluó en nueve puntos. Yo tengo entendido que el año pasado no hubo una revaluación tan alta. ¿Quién está en lo cierto?



Financiero confundido,

Bogotá



R

Usted definitivamente. La fórmula que utiliza el gobierno para mantener la paridad real del peso (o sea su poder adquisitivo en los mercados externos) es (en términos generales) así: Devaluación requerida para mantener constante la paridad real del peso = Inflación al productor - inflación externa.

Lo que usted debe explicarle a su casa matriz es que la base de la devaluación en la inflación al productor, que está bajando mucho mas rápidamente que la inflación al consumidor. Mientras que la primera acabó 1992 en 18% la segunda cerró en 25%. Comparando la devaluación con la inflación al productor, se concluye que no hay revaluación.

En efecto 16%~=18%-3%



P

He leído su sección con gran interés, pero realmente me siento muy confuso porque yo no entiendo nada de economía. Quisiera saber algo, pero no se ni por donde empezar.



C.A.B, Cali





R

Su caso es el mas común. Los economistas se han encargado de tomar a la economía en una jerga incomprensible, similar a la que utilizan los ingenieros de sistemas. Tómelo con calma. Empiece a leer Dinero. Lo que no entienda, pregúntenoslo. Poco a poco irá entendiendo. No es nada complicado.



P



¿Cómo se mide el crecimiento de un país?



Henry, Bogotá



R

Desde el punto de vista económico, el crecimiento de un país se mide como el aumento en la cantidad de bienes y servicios producidos en un período determinado por ese país. Eso es lo que se llama Producto Interno Bruto (PIB). La forma de medirlo es tomando todos los bienes y servicios producidos y restando los bienes intermedios que se utilizaron para producir esos bienes, con el fin de evitar una doble contabilización. Es decir, del valor de las confecciones se resta el valor de la tela y el hilo utilizados en su producción.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?