| 6/1/2000 12:00:00 AM

Plástico a cero costo

Las tarjetas de crédito no solo sirven para comprar sin efectivo. Son también una alternativa para financiar el consumo sin pagar intereses.

Transformar en aliada a la venenosa tarjeta de crédito no es tan difícil como muchos creen. El primer paso para lograrlo es quitarse de la cabeza la palabra crédito y empezar a manejar el término liquidez.

Así es, un plástico es liquidez inmediata al realizar una compra. Y puede seguir siéndolo siempre y cuando los pagos no se difieran a más de una cuota. . Basta con llevar un control preciso de las fechas de corte de las tarjetas para financiar el consumo, con cero intereses, a 45 días.

¿Cómo lograrlo? Aprenda a leer la factura de la tarjeta de crédito. Junto a la fecha máxima de pago, por lo general, aparece la fecha de corte de la cuenta, es decir, el día en que el banco concilia los consumos con los abonos para emitir la factura y enviarla por correo. A partir de ese momento, cuenta con 3 ó 4 días para comprar y pagar dentro de un mes y medio. Supongamos que su fecha de corte es el día 1 de cada mes, por tanto, la fecha máxima de pago es el día 20 de ese mes. Con ese dato, todo lo que compre entre el 2 y el 5 del mes podría pagarlo hasta el día 20 del mes siguiente. La clave es pagar todo en una sola cuota porque si lo invade el entusiasmo de comprar a largo plazo, es probable que el valor a pagar al mes y medio después resulte tan grande que no pueda poner en práctica esta estrategia. Manejar con eficiencia la tarjeta brinda dos ventajas adicionales: por un lado, puede acumular puntos o millas para obtener premios de acuerdo con los planes de cada banco y, por el otro, puede depositar en un fondo de valores la plata que no gasta temporalmente para ganar algún rendimiento. La clave del negocio está en el orden con el que se manejen las compras y luego los pagos. Pero sobre todo, en empezar a manejar la filosofía de la liquidez en lugar de la del crédito.



TENGA EN CUENTA QUE...



Entre más cuotas escoja para pagar, más dinero le cobran por intereses. Analice el costo-beneficio de su operación. ¿Cuánto está dispuesto a pagar por tener ese producto en el momento Indicado?

Siempre llene el número de cuotas en las que va a pagar. Si lo olvida, el sistema automáticamente se las difiere a 12 meses. Sin embargo, usted posteriormente puede pagar en el número de cuotas que desee.

La tarjeta le ayuda en la planificación de sus finanzas personales. Tenga en cuenta que no puede gastar más de lo que recibe. No es un Instrumento para que se desborde en el gasto.

Pilas con los avances. Prevea su flujo de caja. Recuerde que el avance que saca hoy, tiene que pagarlo en su totalidad en la próxima cuota con una tasa de Interés mucho más alta que la promedio.



POR SEGURIDAD



Cuando haga una compra, no pierda de vista su tarjeta de crédito. Verifique que la cantidad que cancela sea la misma que registra el datáfono.

Trate de no tener en el mismo sitio su tarjeta de crédito y su cédula de ciudadanía.

Verifique que recibió y guardó su tarjeta' de crédito y su cédula, antes de abandonar el establecimiento donde hizo la compra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?