| 5/1/1993 12:00:00 AM

Oreo Cookies: ¡al fin!

Para ayudarle a decidir mejor sobre los productos que va a comprar. Una mirada a lo que hace que un producto sea mejor que otro a los ojos del consumidor.

La apertura está dándole muchas opciones nuevas a los compradores. Nuevos

productos-algunosl buenos, otros no tan buenos- aparecen diariamente en los estantes de los almacenes. Algunos productos son lo más barato que los importadores pueden conseguir en Miami. Algunos son bien conocidos por los extranjeros que viven en Colombia o por los colombianos que han estado por un tiempo en el exterior.

Los productos alimenticios se han beneficiado de la apertura; nuevos ítem que antes no se conseguían, ahora están al lado de los productos colombianos. Los más visibles en los supermercados son cereales para el desayuno y galletas.

La galleta OREO, fabricada en los Estados Unidos, es una de las marcas más vendidas y mejor conocidas en ese país. Producto de la fábrica Nabisco, la OREO es casi un símbolo nacional, un hábito que se adquiere en la infancia y una manía que continúa en la vida adulta. Pero los norteamericanos y los colombianos que han comprado las Oreos en el país se han quejado de la calidad de las galletas que llegan. Con frecuencia salen blandas o pastosas, en otras palabras, pasadas. La mayoría de las fábricas ponen la fecha de vencimiento del producto en un lugar claramente visible y fácil de entender. Nabisco, por alguna razón desconocida, resolvió colocar las fechas de vencimiento en un código en la contratapa.

Al llamar a Nabisco nos explicaron cómo leer el código: hay que buscar las series de números y letras que aparecen en relieve. No es fácil, y con frecuencia el importador ha cubierto el código con la etiqueta local. Si el número empieza con un `2', no la compre. Esa galleta fue fabricada el año pasado (92) y está a punto de expirar. Si comienza con un `3', la galleta fue hecha este año. Los tres dígitos siguientes indican el día del año en que el producto se debe retirar de los estantes, al menos en los Estados Unidos. Si los números son, por ejemplo, 123, esto significa que debe retirarse el 3 de mayo, o sea el día 123 del año. De manera que el código 3123 nos dice que la galleta fue fabricada en 1993 y que empezará a perder su consistencia tostada a principios de mayo.

Según Nabisco, la vida de una galleta OREO en el estante es de seis meses. Después de esa fecha, Nabisco solicita a los almacenes en los Estados Unidos que la retiren. Al llamar a Nabisco en los Estados Unidos para preguntar sobre el problema de la frescura de los productos que llegan a Colombia, obtuvimos de su departamento de relaciones públicas un no comprometedor "trataremos de garantizar mejor calidad, pero ninguna información adicional.

OREO está acompañada de CHIPS AHOY!, la galleta con chips de chocolate de mayor venta en los Estados Unidos. Encontramos el mismo problema: un poco pasadas en el sabor y en la consistencia. Los paquetes tienen el mismo código de las OREOS, así que se pueden buscar los productos más frescos.

El precio es otro asunto. Un paquete de OREOS con 14 galletas vale $769 en Pomona. La misma caja cuesta en Cafam $666 y en una tienda "La Granja de Juan" en Bogotá, $588. Cafam también vende las OREOS tamaño bocado por $1.450, el mismo precio que en los Estados Unidos. En Pomona el mismo paquete cuesta $1.899.

También recientemente han llegado las Fig Newtons, una galleta suave rellena con higo, no tan susceptible al problema de frescura porque el producto de por sí es suave. Una caja de 15 galletas cuesta $939 en Pomona. Como es fabricada por Nabisco, busque el código de vencimiento en la contratapa. Para ayudar al consumidor, queremos pedirle al importador, Cía. Fleischmann Colombiana, Inc. de Cali, que no cubra los códigos con su etiqueta.

Nabisco tiene 12 fábricas en los Estados Unidos y dijeron que no tienen planes de abrir una en Colombia. Ninguna de estas galletas se produce en Colombia, ni existe producto comparable alguno en el país. Hasta cierto punto la importación de estos productos se justifica. Una pregunta más importante sería ¿Por qué el consumidor va a comprar algo importado cuando existe un producto nacional que es igualmente bueno?

Esta es la pregunta sobre las galletas de soda importadas. PREMIUM BITES, también fabricadas por Nabisco, son saltinas, pero más pequeñas, tamaño bocado. El sabor es igual al de la galleta colombiana. La única diferencia radica en el tamaño. Una empresa sagaz podría copiar la idea de las galletas

tamaño bocado y venderlas aquí.

Una caja de 255 gramos de las galletas más pequeñas, traídas de los Estados Unidos, cuesta $1.069. Un paquete de saltinas La Rosa del mismo peso cuesta $430. Otra galleta importada, RITZ BITS, con sabor a Quetzal de Noel, la misma idea, pero sólo un poco más pequeña que las PREMIUM BITES cuesta $719

por caja de 127 gramos. Debemos reconocer, en toda justicia, que ambos productos estaban frescos y tostados. Los productos también son de Nabisco y en la caja tienen el mismo código que muestra la fecha de vencimiento. Queda entonces la pregunta de ¿por qué comprar algo importado cuando el producto nacional es igualmente bueno y más barato?

Como dicen los gringos: "That's smart shopping".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?